La fiscal general impugnó la candidatura del ex mandatario. Los siete magistrados decidirán si podrá presentarse por el Partido de los Trabajadores.

 

El Tribunal Superior Electoral (TSE) de Brasil debatía este viernes la validez de la candidatura para las elecciones de octubre del encarcelado ex presidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, favorito en los sondeos.

El TSE, integrado por siete magistrados, incluyó el caso en la agenda del día poco antes del inicio de la sesión, a media tarde.

Se trata de saber si el ex mandatario (2003-2010), de 72 años, puede mantener su condición de candidato del Partido de los Trabajadores (PT) en los comicios del 7 de octubre (con una eventual segunda vuelta el 28).

Los pedidos de impugnación se basan en la conocida como Ley de “ficha limpia”, que impide a un condenado en segunda instancia presentarse a cargos electorales.

“La candidatura colisiona con la ley de inelegibilidad”, argumentó la fiscal general, Raquel Dodge.

Lula purga desde abril en Curitiba (sur) una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

Fue declarado culpable en julio de 2017 de beneficiarse de un apartamento en un balneario paulista, ofrecido por una constructora para obtener su mediación en contratos con Petrobras.

La condena fue ratificada y ampliada en enero de este año por una corte de apelación.

La defensa de Lula hizo hincapié en el pedido hecho este mes por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, para que Brasil “tome todas las medidas necesarias para asegurar que Lula pueda ejercer mientras esté en prisión sus derechos políticos como candidato en la elección presidencial de 2018”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image