Los productores avanzan en estrategias conjuntas que les permitan sostener la cosecha anual de mimbre en el marco de la crisis sanitaria. Líneas de acción para la comercialización.

Mimbreros

Los profesionales de la Agencia de Extensión Delta Frontal de la EEA Delta del Paraná y representantes de la Cooperativa Forestal participaron de una reunión para acompañar con asistencia técnica la construcción de un acuerdo entre el grupo “Mimbreros y Artesanos Unidos del Delta” y un operador mayorista de mimbre. Este acuerdo permitirá dar inicio en el mes de mayo a la cosecha de mimbre en el marco del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (COVID-19).

El mimbre es un cultivo forestal de corte anual, esto significa que si un año no se cosecha esas plantas no darán mimbre al año siguiente. Por este motivo  es de vital importancia para el sector mantener la continuidad en las cosechas de este característico material del Delta. En este sentido, los productores mostraron su compromiso al realizar un acuerdo para sostener la cosecha teniendo en cuenta el contexto de la emergencia sanitaria.

Esta temporada trajo dificultades particulares, por un lado el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio modificó algunas prácticas que habitualmente se realizan en el sector como el traslado de trabajadores de otras regiones del país que participan de la cosecha y procesamiento.

Otro aspecto que afecta al sector es la caída en la demanda de productos elaborados con mimbre que acompaña a la demanda de bienes no alimenticios en general. Los productores identifican estas situaciones como una amenaza a la continuidad en el corte oportuno del mimbre, que es tan importante para profundizar el desarrollo del cultivo en el Delta.

Para garantizar la cosecha, los productores requieren de un financiamiento que les permita atender oportunamente los gastos necesarios,  para cosechar en tiempo y forma, de manera tal de no poner en riesgo la cosecha futura ni perder calidad en el producto por el manejo de los tiempos durante el proceso.

El financiamiento en este caso se logrará mediante un esquema de compra anticipada de un porcentaje de la cosecha de los productores.

Se trata de un acuerdo dentro del sector, entre un operador mayorista de mimbre y los integrantes del grupo “Mimbreros y Artesanos Unidos del Delta”. Donde el operador adelantará los recursos necesarios para la cosecha, y los productores se comprometerán luego del procesamiento a entregar mimbre certificado y etiquetado con el sistema de trazabilidad del convenio INTA-Cooperativa de Consumo Forestal, tal como está pautado en el acuerdo.

Este esquema permitirá a los productores del grupo financiarse con la cosecha entrante y no inmovilizar recursos, dándole otros destinos como reparación de maquinaria para la cosecha (caldera, peladora, esterilladora, entre otras) y para el procesado, limpieza de zanjas y/o reparación de compuertas. “Es importante resaltar el grado de madurez y de sensatez que tiene el grupo en esta coyuntura. Tienen capacidad para tomar decisiones con sentido estratégico, con el ojo puesto en el desarrollo del cultivo en el Delta”, expresaron Mauro Fernandez, jefe  de la Agencia Delta Frontal y Demian Olemberg, integrante del Centro de Investigación en Economía y Prospectiva de INTA.

En este año de dificultades tan extraordinarias como desafiantes, el sector mimbrero busca su camino para prosperar en el camino del desarrollo, con esfuerzo, organización, solidaridad y creatividad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí