Un clik y un golpe fuerte. Allí estaba la noticia. El rostro de Conrado en un video que conmueve, que te deja temblando de emoción, confirma que ya no lo veremos más en la colectiva junto a Carola, su inmensa mamá.

por Martín Nunziata y Viviana Sieburger

Carola y Conrado

Como siempre pasa, no hay consuelo ni palabras que atenúen el dolor. Es fácil caer en lugares comunes.
Algo me decía que no me podía quedar sin expresar algo y por eso esta nota homenaje.
Primero quiero decir que no tuve la dimensión de la inmensa lucha de madre e hijo por conseguir con interminables gestiones todo aquello que era imprescindible para la supervivencia de Conrado.
Juntos lograron hacer el difícil camino que asegurara a otros a través de las leyes, derechos para ser asistidos.
Entonces, la vida de Conrado cobró un sentido a pesar de su temprana muerte.
Quedó su lucha para la posteridad plasmada en leyes que beneficiarán a otros. Esto hace que Conrado viva para siempre en la memoria de muchos.
Qué decir de Carola! Una leona en defensa de los Derechos Colectivos. Confirma que su lucha está inscripta en este siglo XXI y en el nuevo milenio como el empoderamiento de las mujeres.
Creo que los isleños podríamos rendirle un homenaje a ambos por ejemplo en la Estación Fluvial y colocar allí una placa recordando para siempre a Conrado.
Gracias Carola , un fuerte abrazo, sé que la muerte de un hijo no encuentra consuelo.
PD: Recomiendo ver el excelente video que nos acerca a Conrado, a Carola y a toda su lucha.
Buscar en éste link: Pluma de Río, Historia de Vida.

por Viviana Sieburger
De repente una noticia.
Estupor. El tiempo se congela. Imagen estática de un “no puede ser”.
De repente, una catarata de recuerdos.
Y la dulzura, la paciencia, la inteligencia, reflejadas en los ojos color almendra de Conrado.
Junto a él, una tromba, un volcán, una fiera indomable, defendiendo con Justicia no sólo la vida de su hijo, sino la de cualquiera que lo necesitara cruzándose en su camino. Me constó en mí misma en una época delicada de mi propia salud.
Carola, fuerza inconmensurable de Madre.
Dejaste Huella. Conrado dejó Huella.
La Isla y mucho más, no hubieran sido lo mismo sin la existencia de ustedes dos.
¡Gracias, gracias, gracias!
Con Amor, Viviana Sieburger

1 COMENTARIO

  1. Que tristeza!
    No vivo en la isla, pero fui docente allí, y mi marido es isleño, adopte el delta ,a su gente,la calidez de cada uno de ellos,la vida allí ,no es fácil como algunos dicen, hay que estar para saber.
    Apoyo totalmente cualquier homenaje que quieran hacer, y una placa en la fluvial para que todos vean el esfuerzo y la grandeza de una mamá y su hijo, es un genial.
    Esta lucha debe trascender.
    Muchas fuerzas a la mamá y a la familia.
    Un Ángel más en el cielo .
    Qepd .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image