En la jornada de ayer trascendió que desde febrero del 2018 habrá un nuevo incremento en las tarifas del servicio eléctrico.

 

En definitiva, el aumento estará presente en el precio mayorista de la energía, también conocido como precio estacional, y, al menos, será del 28 por ciento en todo el país.

Los números surgen a partir del proyecto de presupuesto que el Ministerio de Hacienda elevó al Congreso la semana pasada.

En ese sentido, no será el único incremento en las tarifas eléctricas, porque también habrá ajuste en el margen que perciben las transportistas y las distribuidoras Edenor y Edesur que ya tienen pautadas las mejoras que tendrán el año próximo, y éstas se replicarán, en mayor o menor medida, según cada provincia, en las empresas que distribuyen en el interior.

Como el marco regulatorio todavía permite una revisión más del precio de la energía en noviembre, en caso de que se justifique, queda la posibilidad de que en ese mes se resuelva un aumento, ya sea por el tipo de cambio o por un alza en los elementos que componen el costo.

Pero además del aumento en el precio mayorista, están pautados dos nuevos ajustes en noviembre y en febrero para Edenor y Edesur, debido a la revisión tarifaria integral que aseguró fondos a esas empresas para realizar obras y obtener rentabilidad.

En febrero de este año, se aplicó el 42% del aumento en los márgenes de las empresas que se estima fue del 100% en total. El resto (un 58%) se aplicará en noviembre de este año y en febrero, pudiendo ser dos tramos iguales o menor el primero y mayor el segundo, para que el impacto no recaiga en los meses de mayor consumo del verano.

Además, para Edenor y Edesur está prevista una fórmula de actualización que debe aplicarse cada seis meses, en febrero y agosto, y que durante este año se haría coincidir con el alza de noviembre.

En este caso, la fórmula de ajuste contempla en un 54,4% el dato de salarios nivel general, en un 24,9% el índice de precios mayoristas y en un 20,7% precios al consumidor.

Considerando esas premisas, las tarifas finales de Edenor y Edesur para hogares y pequeños comercios tendrían un aumento del 14% en noviembre próximo si no se modifica el precio mayorista. Y en febrero, sumando otro 16% y el alza en la energía, la suba sería del 50% sin impuestos con relación al cuadro tarifario vigente ahora.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here