Vecinos convocan a la 4° jornada de protesta en defensa de los humedales convocan a manifestar el domingo 17 de marzo a las 11.00 hs

 

Protesta Villa la Ñata

Los vecinos y vecinas de Villa La Ñata y Dique Luján exigen un freno a los negociados inmobiliarios que ponen en peligro a la mayoría de la población y que destruyen la identidad cultural y natural de la región.

Se trata del emprendimiento de la Empresa EIDICO en el predio conocido como La Bellaca, donde se proyecta la realización del barrio privado Santa Ana.

En febrero, se levantó un terraplén de dos metros en el perímetro del predio, que obliga a los vecinos a convivir con esa muralla de tierra.

Como es de preveer, luego se realizará el relleno del terreno para evitar las inundaciones por mareas, afectando directamente el funcionamiento del humedal.

Protesta Villa la Ñata

Desde que la Empresa EIDCO comenzó a realizar sus obras en Tigre, aumentaron las frecuencias de los anegamientos naturales y Villa la Ñata dejó de ser ese pueblito tranquilo y apacible.

La Bellaca, donde se construye el barrio privado Santa Ana, era uno de los últimos humedales de Villa La Ñata. Allí, además de la riqueza natural, se conservaba una reserva arqueológica con enterratorios humanos de los pueblos originarios que habitaban el lugar antes de la conquista española.

Protesta Villa la Ñata

Los vecinos no solo se oponen a la continuidad de la obra de Santa Ana sino que también intentan frenar el siguiente country ya anunciado por EIDICO: San Pedro, que tendría un puerto privado sobre el Río Luján.

Es la cuarta manifestación de los vecinos desde el 10 de febrero, tratando de concientizar a la población sobre la necesidad de preservar los humedales, y haciendo valer sus derechos.

La Jueza Federal Sandra Arroyo Salgado dispuso el 1° de julio de 2016 “la prohibición de habilitar o aprobar la construcción de nuevos emprendimientos urbanísticos o ampliaciones de los ya existentes que impliquen una o más obras de tipo endicamiento, creación de lagunas, derivación de agua, modificación de costas, desagües naturales, cotas en superficie asociadas a valles de inundación y cursos de agua o ambientes isleños”.

Dicha prohibición establecida por la Jueza Federal continúa vigente hasta tanto “se finalice el estudio interdisciplinario ordenado mediante resolución de fecha 20 de mayo de 2016”.

RECLAMOS POR LOS LUGARES SAGRADOS

En el interior de Santa Ana, cuyo nombre preexistente es “La Bellaca”, se encuentran tres pequeños sectores que quedaron alambrados por contener sitios arqueológicos de los Pueblos Originarios.

Esa fue la manera que tuvo la empresa EIDICO y la Dirección de Patrimonio Cultural de la Provincia de Buenos Aires de responder a las críticas por el proyecto inmobiliario en territorio sagrado.

Sin embargo, las áreas protegidas son minúsculas y quedaron dentro de la propiedad privada del futuro country náutico.

Las comunidades indígenas, como la multiétnica Punta Querandí (de Dique Luján) y la qom “Cacique Ramón Chara” (de Benavidez), con el apoyo de los pobladores locales, reclaman la ampliación de cada uno de los espacios protegidos y el reentierro de los 7 cuerpos excavados por arqueólogos en décadas pasadas. Existe la Ley 25.517 y su Decreto Reglamentario 701 que legisla sobre este derecho.

Protesta Villa la Ñata

También exigen que estos tres sectores queden fuera del dominio privado del complejo inmobiliario.

Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image