El BCRA dispuso limitaciones para el uso de tarjetas en el extranjero en una forma de ajustar una vez más el cepo cambiario. Además se restringieron los adelantos en efectivo a u$s 50 por operación.

Dólar

El Banco Central decidió este jueves profundizar un poco más el cepo cambiario al limitar el uso de tarjetas en el exterior y poner un tope de U$S 50 para adelantos en efectivo por operación en el extranjero.

Así lo informó la entidad que conduce Guido Sandleris, apenas días después de aplicar una nueva ampliación del cepo cambiario, que pasó de u$s 10.000 a u$s 200. La medida tiene lugar ante la fuerte baja de las reservas – u$s22.000 millones – en los últimos meses.

La autoridad monetaria busca así restringir operaciones especulativas que evadan al esquema de control anunciado a principios de septiembre y endurecido el domingo luego de las elecciones. En tanto, las transacciones con crédito y débito para el resto de los consumos en el exterior, así como gastos de turismo al tipo de cambio oficial, continúan sin modificaciones.

Según la resolución 6823, las entidades financieras y otras emisoras de tarjetas locales «deberán contar con la conformidad previa del Banco Central para acceder al mercado de cambios para realizar pagos al exterior por el uso de tarjetas de crédito, débito o prepagas» emitidas en el país a partir del 01 de noviembre inclusive «cuando tales pagos se originen, en forma directa o indirecta a través del uso de redes de pagos internacionales”.

En ese sentido, comunicaron que será para las siguientes operaciones:

  • a) La participación en juegos de azar y apuestas de distinto tipo y/o,
  • b) La transferencia de fondos a cuentas en Proveedores de Servicios de Pago y/o,
  • c) La transferencia de fondos a cuentas de inversión en administradores de inversiones radicados el exterior y/o,
  • d) La realización de operaciones cambiarias en el exterior y/o,
  • e) La adquisición de criptoactivos en sus distintas modalidades.

Por otro lado, estableció “en u$s 50″ el monto máximo «por operación» que podrán otorgar las entidades financieras y otras emisoras de tarjetas de crédito locales «como adelantos en efectivo a los tarjeta habientes en el exterior”.

Es decir, el límite de los adelantos de tarjeta dependerá de la solvencia del dueño de la tarjeta, la restricción estará al enfrentarse al cajero en el exterior, allí solo podrá sacar u$s 50 por operación. Si quieren sacar más y tiene la capacidad lo hará, pero deberá pagar una nueva comisión, vale destacar que con cada operación en el exterior, se pagan impuestos.

Con el salto del dólar luego de las PASO de agosto, el Banco Central debió salir a morigerar la compra de divisas para frenar la sangría de las reservas. En ese contexto, desde la entidad comenzaron aplicando un cepo light que restringía la compra a u$s 10.000 mensuales.

Sin embargo, con el correr de las semanas, el dólar continuó con una leve tendencia alcista que obligó a la entidad conducida por Guido Sandleris a disponer de una mayor cantidad de reservas ante la fuerte demanda. Tan solo entre el 11 de agosto y el 27 de octubre, el drenaje fue de u$s 22.000 millones.

Ante esa situación, el mismo domingo de las elecciones el BCRA comunicó la ampliación del cepo a una versión hard que pasó de u$s 10.000 a u$s 200.

En esta ocasión será la tercera medida vinculada a la disponibilidad de moneda extranjera que limitará el retiro con tarjeta de crédito desde el exterior a u$s 50 por operación.

En ese contexto, octubre cerró con un salto de 5,6% a $63,22.

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image