Responsabilidades y aprendizajes que una comunidad no debe olvidar

 

Paro de Lanchas

Siendo las 18.50 hs., se levantó el paro de Transporte Fluvial, aunque las lanchas no cumplirán hoy, con los horarios de recorridos habituales.

En horas de la mañana se produjo una movilización de vecinos desde la Estación Fluvial. Algunos, cortaron el Puente Sacriste, y otros marcharon a la Dirección Provincial de Islas, para buscar soluciones al paro que mantuvo rehenes a los isleños en sus casas o en el continente, desde el martes pasado.

Mañana se firmará un acta en el Ministerio de Trabajo.

Respecto de la grave situación y oponiéndose a lo manifestado por las Empresas, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, emitió un comunicado informando:

«En el marco de la medida de fuerza que afecta el servicio de lanchas del sistema de transporte público en el Delta bonaerense,  la Subsecretaría de Transporte junto al Ministerio de Educación de la Provincia aclaran que no se registran pagos adeudados con las empresas prestatarias.»

Además manifestó que «se está trabajando por estas horas de manera coordinada con el Ministerio de Trabajo de la Provincia y junto al intendente de Tigre, Julio Zamora, para poder arribar a una pronta solución del conflicto que afecta a los vecinos isleños y usuarios del servicio de transporte fluvial.»

Sin embargo durante todo el día las Empresas se negaron a abonar los importes adeudados a su trabajadores.

Las informaciones que llegaban era que Interisleña y Jilguero habían abonado los sueldos, pero que Líneas Deltas propuso el pago de 40% en efectivo y 60% con cheques por lo cual el cobro sería percibido el día Lunes. Luego se mencionó que la que faltaba cumplir con sus obligaciones era Interisleña.

De ésta manera transcurrió un día más de aislamiento y sin clases. 

Ya sea una empresa o la otra, lo cierto es que han tomado una vez más de rehenes a la población, desconociendo que brindan un Servicio Público Indispensable para los isleños.

El efecto «presión» a la Provincia de Buenos Aires, para adquirir los subsidios, ya es conocido por todos. Llevan la situación al límite, poniendo de mascarón de proa a los trabajadores y al Sindicado, que cumple con su función de defender los derechos laborales y finalmente, efectúa el paro de actividades.

En manos de la Provincia de Buenos Aires, están las herramientas para que éstas situaciones no nos envuelvan una y otra vez en un circulo visioso a lo largo de los años.

Deberá  incluir en el esquema de los Subsidios al Transporte Fluvial de la misma forma que incluye al Transporte Terrestre, tomando en serio de una vez por todas esta extensa y compleja problemática.

También deberá poner en marcha la CoTraDe (Comisión de Transporte del Delta), creada por Resolución Nº 152, de la Agencia Provincial de Transporte, de fecha 17 de marzo de 2015, que aún se encuentra sin reglamentar y que es una herramienta indispensable para que situaciones como estas no vuelvan a repetirse. 

Entre los fundamentos de la CoTraDe para su creación se menciona:

  • Que entre otras gestiones se tratan de hacer extensivas al transporte fluvial del Delta Bonaerense las compensaciones tarifarias, así como la aplicación del SUBE.
  • Que en otro orden se llevan a cabo diversas tratativas para analizar soluciones posibles a la renovación de la flota
  • Que asimismo, por sus características, la temática a abordar es sumamente compleja, con intereses diversos que deben ser compatibilizados y con situaciones puntuales que requieren de un consenso entre las partes para su resolución.
  • Que resulta necesario entonces que las distintas jurisdicciones y sectores intervinientes implementen de manera coordinada y coherente sus políticas de desarrollo de transporte a los fines de desplegar una sinergia que asegure el normal acceso de la población a dicho servicio público, preservando su naturaleza de prestación obligatoria para la satisfacción de necesidades colectivas primordiales
  • Que las acciones conjuntas coadyuvarán a mejorar la conectividad de los espacios geográficos del Delta Bonaerense, a través de la integración física, y la competitividad, como consecuencia de la reducción de los costos de transporte
  • Que en este contexto, sin mengua de las facultades que son propias de cada jurisdicción, se evaluó y consideró tratar esta problemática a través de un trabajo conjunto en el que participen autoridades de distintas jurisdicciones, isleños y empresarios del sector, a través de la creación de una comisión al efecto, con posibilidad de adquirir el carácter de interjurisdiccional, y que tenga por objeto proponer políticas, normas, programas y acciones que coadyuven a la consecución de dichos objetivos.

El 17 de mayo del 2015, se crea la CoTraDe que establece en sus artículos:

ARTÍCULO 1° . Crear la «Comisión de Seguimiento del Transporte del Delta», CoTraDE, que será presidida por la Agencia Provincial del Transporte, e integrada junto con la Dirección Provincial de Islas y Desarrollo Turístico Sustentable dependiente de la Secretaría de Turismo, representantes de los isleños y de las empresas del sector, que tendrá entre sus funciones las siguientes:

a. Sugerir criterios básicos de la política de ordenamiento, coordinación y planificación del sistema de transporte fluvial del Delta Bonaerense

b. Analizar y sugerir la elaboración o modificación de las normas reguladoras del funcionamiento y control del sistema;

c. Promover mecanismos de coordinación y asistencia con aquellos organismos y/o instituciones que, teniendo competencia en otras materias, puedan desarrollar actuaciones que incidan en el sector del transporte fluvial;

d. Fomentar la información sobre el servicio;

e. Emitir opinión respecto de proyectos, planes de obra o de desarrollo que interesen o afecten al sistema de transporte del área, originados en cualquiera de los organismos de las jurisdicciones que participen de la misma;

f. Emitir opinión respecto la elaboración de los marcos regulatorios, concesiones, licencias o permisos de los servicios de transporte del área a solicitud de cualquiera de las jurisdicciones intervinientes.

ARTÍCULO 2°. Invitar a los municipios en el área de incumbencia del transporte fluvial de pasajeros del Delta Bonaerense, tanto del área del Departamento Ejecutivo como del Honorable Concejo Deliberante con representantes de mayorías y minorías, y a la Prefectura Naval Argentina a participar en la Comisión creada por el artículo 1 º.

ARTÍCULO 3°. Facultar a la «Comisión de Seguimiento del Transporte del Delta», CoTraDE, para convocar a autoridades nacionales en materia de transporte, a representantes sindicales del sector, o a otras autoridades u organizaciones que ésta considere, en todos los casos cuya intervención resulte necesaria a los fines de la Comisión.

ARTÍCULO 4°. Los representantes de las jurisdicciones intervinientes en la Comisión creada por el Artículo 1 º ajustarán sus relaciones a los deberes de información mutua, colaboración, coordinación y respeto, y deberán elaborar un reglamento de organización y funcionamiento dentro de los treinta (30) días de constituido y elevarlo a los organismos competentes de la superioridad para su aprobación

 

Como puede observarse, ésta herramienta es suficiente para poner las cuestiones complejas del Transporte Fluvial, en relativo orden. Sin embargo, hace 5 años que espera ser reglamentada para que pueda funcionar.

LO QUE NO SE DEBE OLVIDAR

En primer instancia, los trabajadores muchos de ellos isleños, no deben olvidar que en ésta oportunidad como en muchas otras, la población ha salido a respaldarlos, considerando justo su reclamo por haberes impagos, horas extras impagas, paritarias insuficientes y muchas cuestiones más.

Sin embargo, en oportunidad de que la población isleña se ha manifestado en reclamo de sus propios derechos, movilizándose y cortando el río por la brutalidad de los tarifazos, los mismos trabajadores, patrones y marineros, se opusieron a las medidas de fuerza y no sólo no participaron, sino que sacaron toda colaboración en el río a las personas que manifestaban; no permitiendo por ejemplo, amarrar o acercarse a las embarcaciones; tirándoles las lanchas encima a las embarcaciones que participaban del corte; fueron algunas de las actitudes cuestionadas.

La falta de solidaridad y empatía para con sus vecinos, los convertía, acaso por un segundo, en los mismos Empresarios que hoy NO les pagaban sus haberes. Quizás sea un motivo de elevación del ego para muchos, pero la realidad es que se trata de una actitud digna de vergüenza y de ausencia de conciencia de clase.

Las Empresas por su parte, cuando al fin reciban su tan solicitado Subsidio al Transporte, tendrán que rendir cuentas sobre su facturación extra, en blanco, en negro y de todos los colores que prefieran; tendrán que rendir también lo que facturan en concepto de Lanchas Escolares por el Ministerio de Educación, que a esta altura, ya todos sabemos que es el «tesoro de la abuela»; y tendrán la obligación de renovar la flota que data de 1930. En caso de que no lo hicieran, deberán dejar su cálido Monopolio y abrir el mercado para el ingreso de otros actores, o bien para la estatización de servicio.

Los isleños, por su parte, no deben olvidar estos días de aislamiento al escuchar el encendido del primer motor. Organizaciones que luchan por éste tema hace años como Unidad Isleña, e integrante del C.A.P.I. (Consejo Asesor Permanente Isleño), han recibido poca y nada colaboración de la sociedad.

Durante éstos días, se ha escuchado de todo en la comunidad isleña: desde desarrollos de cooperativas, Ubers isleños, aplicaciones tecnológicas, hasta el pedido de colaboración y solidaridad a remises y vecinos. Esa solidaridad y colaboración que la misma sociedad niega cuando hay que poner el cuerpo y salir a luchar por los derechos de todos.

Así fue que para la Audiencia por el tarifazo en el Transporte Fluvial el 9 de mayo del 2019, asistieron los vecinos de siempre (Integrantes de UI y del CAPI). No estuvo la población que en éstos tres días se indignó y creó soluciones maravillosas, que se diluyen en la estela de la primer lancha que circula.

Los dueños de emprendimientos, aquellos que VIVEN del Delta, pero no participan para solucionar los problemas del Delta, como si el trabajo cansador y de lucha debieran ser realizado solamente por los habitantes. En realidad, son estos últimos los que les allanan el camino para que sigan obteniendo ganancias en su negocios. Jamás se los ve en una marcha y no participan de los reclamos colectivos, ni del Transporte, ni de la luz, para citar algunos casos actuales, pero se lamentan siempre de las pérdidas y la insostenibilidad de sus esquemas de negocios.

El Estado Municipal, tanto de Tigre como de San Fernando, deberá ser parte activa de las problemáticas, no sólo cuando éstas estallen o cuando la campaña electoral apremie. Sobre SU territorio miles de personas han quedado aisladas por tres días y cientos de niños no hay tenido clases. Deberán crear mecanismos alternativos que disminuyan los perjuicios ocasionados a la población isleña, cuando confluyen intereses encontrados.

Hacemos una salvedad aquí y destacamos, que desde la Dirección del Plan de Manejo del Delta de Tigre, y en coordinación con las Directoras de Escuelas de Islas, Personal de la Estación Fluvial y del Puerto, y actores de la comunidad participantes de Unidad Isleña, se gestionaron inmediatamente, tanques de agua de 1000 ltrs. y alimentos para transportar a las escuelas en una chata y en la lancha de la Dirección del Plan de Manejo del Delta. Finalmente se levantó la medida y no fue necesario dicho traslado, pero celebramos y felicitamos éste accionar en respaldo de los niños y las familias que quedaron aisladas.

El Sindicato, que cumple con su trabajo con rigurosidad, como corresponde, no debe olvidar que afecta a miles de personas. Las mismas que brindan el apoyo y hacen ruido para que la medida tenga éxito. Por tal motivo, deberían respetar códigos básicos de comunicación, en caso de tomar una medida de fuerza, y no avisar tres horas antes, impidiendo a las personas a retornar a sus hogares, como si de horas más u horas menos, dependiera tener un mayor control de la situación.

Los Medios, que van detrás de la primicia y no elaboran una investigación detallada para informar a la población y a otros medios de la real y profunda problemática. Este es un problema que se queda en las islas, por lo tanto requiere atención más allá del estallido mediático momentáneo.

Por último, las Organizaciones sociales, que siguen luchando como lo hacen desde hace años, y a las que todos debemos agradecer y respetar. Tienen la función de seguir haciéndolo, pero sin olvidar que la invitación a la participación genera nuevas soluciones y estrategias, y que la suma de las fuerzas, potencia los reclamos justos.

Vivimos en éste lugar, algunos por elección, y otros por falta de ella. Nuestro único medio para movilizarnos es el Transporte Fluvial. Debemos SER parte del cambio que pedimos cada vez que las lanchas se apagan.

Cuando las instituciones fallan, cuando los privados lucran, y cuando nuestros derechos no se visibilizan, somos los habitantes los que nos debemos defendernos. Organizados, informados, con argumentos claros y con una lucha constante e incansable a lo largo del tiempo.

ES NUESTRA RESPONSABILIDAD , nadie lo hará por nosotros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí