Una empresa forestal argentina logró una certificación internacional de manejo responsable de bosques, por la preservación de los servicios ecosistémicos de la biodiversidad en sus predios de Delta del Paraná y Misiones, con el apoyo de un equipo de investigadores del INTA y del Conicet.

Ciervo de los Pantanos

Se trata de la empresa forestal Arauco Argentina, que logró una certificación internacional de manejo responsable de bosques otorgada por el Forest Stewardship Council® (FSC, según su sigla en inglés) por la preservación de los servicios ecosistémicos de la biodiversidad en sus predios de Delta del Paraná (Buenos Aires) y en la selva paranaense (Misiones).

Es la primera firma del país en lograr un estándar de este tipo y la décima en el mundo, según se informó.

En esta línea, la certificación A –que tiene el respaldo de estudios del INTA y del Conicet– reconoce la contribución de la empresa a la conservación de dos de las especies de mamíferos más emblemáticas de la Argentina: el yaguareté (Panthera onca) en Misiones y el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus) en el Delta del Paraná.

Ambas especies se encuentran en la Lista Roja de Especies Amenazadas de Extinción, tanto a escala mundial como nacional.

En el caso del ciervo de los pantanos, el conocimiento utilizado como base para la gestión de la certificación fue obtenido por un equipo de investigadores del INTA, del Conicet y de la Asociación para la Conservación y el Estudio de la Naturaleza, quienes integran el Proyecto Pantano y se encargaron de evaluar el rol del predio «Oasis» (de alrededor de 11.000 hectáreas) para la conservación de la especie en el Bajo Delta del Paraná.

Sus estudios poblacionales sobre este cérvido (el mayor de Sudamérica) y sobre la calidad del hábitat de la región, demostraron que este predio forestal posee un rol fundamental para el mantenimiento de la especie a nivel de paisaje.

La investigadora del INTA Delta del Paraná, Natalia Fracassi, dijo que la obtención de este certificado «es el resultado de un camino construido con trabajo interdisciplinario e interinstitucional y con objetivos comunes, que demuestra que existen diferentes estrategias para lograr la conservación de las especies amenazadas y de los humedales que las sostienen».

Por su parte, Javier Pereira, investigador del Conicet y director del Proyecto Pantano, destacó que «si bien el predio Oasis es conocido desde hace tiempo por su abundancia de ciervos, estudios recientes muestran que su importancia se extiende también al mantenimiento de la población a escala regional».

En el caso del yaguareté, la certificación recurrió a los estudios realizados por un equipo de científicos del Conicet y del Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA) de Iguazú (Misiones), quienes desde hace más de 13 años llevan a cabo relevamientos con cámaras trampas en la zona.

Los investigadores evaluaron el rol de los predios «Campo de los Palmitos» y «San Jorge», ambos de la empresa Arauco Argentina y ubicados en la Selva Paranaense de Misiones, para la conservación de la especie.

El investigador del Conicet y coordinador del Proyecto Yaguareté, Agustín Paviolo, sostuvo que los relevamientos indican que las áreas manejadas por Arauco son claves para la conservación de la especie.

«El movimiento constante de individuos entre los predios de Arauco y las áreas protegidas vecinas como el Parque Nacional Iguazú y los Parques Provinciales Puerto Península y Urugua-í hablan claramente de la importancia de estas áreas para la conservación de la especie», afirmó.

Por su parte, el gerente forestal de Arauco Argentina, Ricardo Austin, dijo que «la certificación FSC de los Servicios Ecosistémicos muestra que soluciones innovadoras y creativas son necesarias para compatibilizar el desarrollo productivo nacional, con la conservación de la biodiversidad y de los servicios ecosistémicos derivados».

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image