Una serie de notas locales dan cuenta de un creciente conflicto entre la Prefectura de Tigre, puntualmente, y la comunidad isleña navegante. Una parte  de ese conflicto es con las embarcaciones que transportan vecinos, a modo de “remisería náutica”

por Unidad Isleña

 

Corte de Rio

En el Río Tigre existen lanchas taxis remises “oficiales” que se han cooperativizado para poder subsistir ante el complejo y costoso entramado de requisitos legales de diferentes niveles del aparato burocrático. Deben ser no más de 10 embarcaciones, como mucho. Éstas cubren un importante movimiento, principalmente turístico y tienen un costo elevado para un uso cotidiano y laboral por parte de la comunidad, además no podrían cubrir la demanda.

En la isla existen muchos vecinos con experiencia náutica sobrada, con documentación y habilitación de timonel y elementos de seguridad que se exigen a cualquier embarcación deportiva. (Bengalas, matafuegos, salvavidas) que desde hace años ya, han comenzado a transportar gente informalmente primero y cada vez con mayor asiduidad.

ES NI MÁS NI MENOS QUE EL ACTO REFLEJO DE UNA SOCIEDAD QUE SE DESARROLLA DESDE EL EMPRENDEDURISMO PRIVADO, SIEMPRE, HASTA QUE EL ESTADO “RECIBE” ALGÚN DÍA EL MENSAJE Y SE HACE CARGO DE QUE “DONDE HAY UNA NECESIDAD HAY UN DERECHO”

Hace unos 12 años que Unidad Isleña reclama y hace propuestas a las diferentes gestiones que desfilan por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires previniendo, entre tantas otras cosas, del crecimiento demográfico de población permanente y turístico; que demanda una mejora integral del sistema público de transporte fluvial, obsoleto y escaso por demás! Ni vale la pena seguir gastando las explicaciones de los años de las embarcaciones, su estado, etc.

El mayor desarrollo de lanchas remiseras se da, y no es casual, en los trayectos donde la cobertura del transporte público es menor o inexistente, pero ahora también en todo el “eje central” del Delta de Tigre que conforma el Río Sarmiento y el Río capitán que a pesar de contar con mayores servicios ya son también insuficientes.

ÉSTO SE AGRAVÓ CON LA PANDEMIA Y LA LIMITACIÓN AL TRANSPORTE COMO MÉTODO DE PREVENCIÓN DE CONTAGIOS. ALGO QUE SIEMPRE ESTUVO EN DISCUSIÓN EN LA ISLA QUE TIENE REALIDADES MUY DISPARES Y DIFERENTES A LAS CIUDADES.

Así que tenemos un estado provincial responsable del servicio público de pasajeros que no aporta nada a su mejora, ni ahora ni nunca en los últimos 50 años!

Una Prefectura Naval en donde algunos de sus Jefes se les “sube el reglamento a la cabeza” y no les deja ver, otra vez, la realidad ante sus ojos.

Y por último para completar éste triángulo de “las bermudas” del sin-sentido burócrata, la gente! La de carne y hueso que vive en la realidad. La que tiene que ir y venir y no tiene cómo y entonces resuelve como puede. Y la verdad que “la gente” resuelve muy bien! No hay duda, porque funciona!

Ahora ustedes funcionarios!!!! (los que tendrían que hacer funcionar las cosas) Si Ustedes!!! Les toca mover y hacer una jugada para la gente. ¿Porque no nos reunimos en la CoTraDe? de una buena vez y arreglamos ésto entre todos y todas como corresponde! 

Señor Alejo Supply, usted es quien preside la Comisión de seguimiento de Transporte Delta y es quien debe convocar. En tanto y en cuanto no lo haga seguirá “escurriendo el bulto” igual que sus antecesores en el cargo. Usted es responsable, también, de esta crisis entre Prefectura de Tigre y la comunidad isleña. El nudo del asunto es, justamente, el transporte: ¡Su trabajo!

1 COMENTARIO

  1. ESTE PERFECTO OCAMPO SE EQUIVOCO DE FUERZA EN VEZ DE SER PERSONAL DE LA PREFECTURA NAVAL ARGENTINA, DEBERIAN TRASPASARLOS A OTRA FUERZA POR EJEMPLO A LA DIVISION DE CUATRERISMO EN ALGUNA ZONA RURAL YA QUE CON SU APELLIDO OCAMPO LE VENDRIA MUY BIEN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí