Luego de 103 días de cuarentena, los isleños seguimos viajando sin distanciamiento social en las lanchas colectivas, incrementando el riesgo de contagios

 

A partir de mañana 1° de Julio, inicia una nueva etapa del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) por la pandemia de coronavirus, con mayores restricciones para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) ante un aumento en los contagios.

El foco estará puesto en las limitaciones del uso del transporte público, que será de uso exclusivo para trabajadores esenciales.

Los gobiernos coincidieron en la necesidad de mantener el aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde el control del uso del transporte público es considerado como una medida fundamental para evitar una escalada en la propagación del virus.

El servicio de Lanchas Colectivas se encuentra restringido al máximo desde el 21 de marzo por el protocolo «Plan de Emergencia en el Transporte Fluvial – COVID-19», establecido por la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires.

La resolución del 23 de abril, indica que «las empresas de transporte fluvial de pasajeros de jurisdicción provincial, que operen en el Delta de la Provincia de Buenos Aires, deberán restringir la capacidad de transporte establecida para cada embarcación por la Prefectura Naval Argentina, de modo de no superar el sesenta por ciento (60%) de ocupación de los asientos destinados a pasajeros, debiendo observarse dicha limitación al momento del inicio, en el trayecto y finalización de cada viaje».

También resuelve que «las empresas prestatarias de servicios de transporte fluvial de pasajeros de jurisdicción provincial deberán disponer la distribución de los pasajeros a bordo de cada embarcación, en forma espaciada, manteniendo siempre el distanciamiento social.»

Ninguno de estos puntos se cumplen:

    • El límite del 60% de la capacidad de las lanchas no asegura el distanciamiento mínimo
    • Los horarios siguen restringidos, motivo por el cual se producen el congestionamiento de pasajeros en ciertos horarios.

Lancha colectiva

A éste contexto se le suma una restriccion de Prefectura Naval Argentina que manifestó en un comunicado de Prensa que se permite la navegación de sólo 2 personas por embarcación propia (sin considerar la eslora de la misma), en contradicción con las medidas de seguridad que tratan de alentar el traslado en medios de transporte propios.

PNA COVIDEn tanto a las condiciones en la Estación Fluvial de Tigre donde ascienden y descienden los isleños, PNA mantiene cerrada una de las rampas de acceso, provocando otro congestionamiento que junta a las personas que desembarcan, a los que embarcan y a los changarines que trasladan mercadería a las islas.

Estos hechos, han sido denunciados a la Secretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires por la comunidad.

El 10 de junio, el CAPI (Consejo Asesor Permanente Isleño) elevó una nota denunciando estas irregularidades y alertando el riesgo de contagios en las Islas, sin embargo no se ha recibido respuesta por parte del Organismo Provincial.

Ver nota CAPI 10 de junio

No obstante, el día 27 de junio se envió una nueva nota, donde se alerta que los recorridos y horarios actuales del Transporte Fluvial «resultan insuficientes y provocan repetidas situaciones de amontonamiento de gente en las lanchas sin que sea posible respetar el aislamiento social preventivo poniendo en alto riesgo de contagio a una comunidad que habita una geografía particular y compleja  que en caso de producirse un foco  en las islas sería mucho más complejo de contener que en la ciudad». 

Y se solicita que se tome «como primera y urgente medida la ampliación del servicio y más embarcaciones para cubrir las necesidades básicas de abastecimiento como alimentos, agua, medicamentos atención sanitaria y cobro de haberes, pensiones, AUH, IFE, etc.»

Ver nota CAPI 26 de junio

A un (1) día de implementarse la «nueva etapa de aislamiento restrictivo», tampoco se ha tenido respuesta de la Secretaría de Transporte.

Por otra lado, los isleños nos preguntamos de qué forma se implementará en el Delta esta nueva etapa, donde el Transporte Público sólo puede ser utilizado por trabajadores esenciales, ya que los isleños DEBEN ir al continente para realizar el abastecimiento de alimentos, medicamentos y dinero, y no cumplen necesariamente con la definición de ser «trabajadores esenciales».

A partir del 26 de junio pasado, el Municipio de Tigre impuso un protocolo que busca concientizar, prevenir y asegurar que se cumplan las medidas sanitarias por parte de los vecinos y vecinas del Delta que circulan en la Estación Fluvial.

El mismo consiste en la medición de temperatura a los pasajeros, la higienización de manos y objetos de los pasajeros con solución a base de alcohol al 70% y la colocación de señales en el piso de los muelles para facilitar el cumplimiento del distanciamiento social.

Sin embargo, éstas medidas, pierden su efectividad, si luego se permite que las lanchas colectivas transporten a las personas sin el distanciamiento social reglamentario, y que en una sola rampa de ascenso y descenso, se amontonen las personas innecesariamente.

La solución es clara: es necesario re-establecer los recorridos y horarios de Transporte Fluvial, y aumentar los controles de ascenso y descenso de pasajeros de forma estricta.

Lo que no está tan claro, es el motivo por el cual aún, la Secretaría de Transporte de la Provincia de Bs As., no lo impone.

Dos respuestas inmediatas: Por un lado, la mirada que suelen tener las autoridades alejada del territorio, provocan la escasez de políticas públicas para el Delta: y por el otro, y el interminable conflicto de intereses que poseen las Empresas de Transporte Fluvial, toda vez que manifiestan que su negocio no es rentable y que necesitan los subsidios al Transporte por parte de la provincia de Buenos Aires.

Cualquiera de las respuestas, nos han llevado los isleños, a transcurrir 103 días de cuarentena, esperando que se implementen medidas de seguridad sanitarias acordes al territorio en el que habitamos.

Mientras seguimos esperando, al día jueves 25 de junio, en el Delta de Tigre, se contabilizaron un total de 10 casos confirmados de Covid-19, 67 casos sospechosos y 27 en seguimiento, duplicándose los casos confirmados respecto del día 18 de junio donde se registraron 5 casos. 

En tanto en el Municipio de Tigre, registra un total 736 casos confirmados con 18 fallecimientos, con un tiempo de duplicación de 15 días.

 

 

2 COMENTARIOS

  1. Al fin veo una nota comentando el hacinamiento en las lanchas!! es mejor que nunca..!
    Las lanchas deberían tener servicios más continuos y no superar los 30 pasajeros, para mantener cierta distancia… Mientras tanto el Gobierno de la provincia no le interesa otra cosa que echarle la culpa a los que salen a correr. El municipio te echa alcohol en las manos y te toma la fiebre… La Prefectura, te anota en una planilla y no se para que? A los sindicalistas, mientras les den los reajustes salariales, no les importa otra cosa..total la salud de los afiliados va y viene… Da mucho miedo ver en las manos que estamos los residentes de las islas …!!!

  2. Siempre me llamo la atencion la situacion de Interisleña, son los dueños del rio?, nunca se les acaba la concesion, usan las mismas lanchas hace mas de 50 años, es joda no
    Alguien me puede desasnar?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí