Una gran cantidad de isleños y vecinos del continente, se concentraron el último domingo , en el Río Tigre y en la Estación Fluvial para reclamar por el Urgente saneamiento del Río Reconquista y la contaminación de nuestros Ríos.

Marcha por el agua

El estado en que se vió el Río Tigre y el Río Luján las últimas semanas de diciembre, desencadenó una profunda indignación en la comunidad.

Marcha por el agua

La sensación de impotencia se transformó en acción y se transparentó un una organización espontánea y vecinal que incluye isleños, vecinos del continente, organizaciones ambientalistas que luchan hace décadas por la contaminación de los ríos, funcionarios como la Dirección del Plan de Manejo del Delta, Organizaciones isleñas nucleadas en el CAPI (Consejo Asesor Permanente Isleño), y organizaciones de vecinos que necesitaban decir BASTA a la contaminación.

Marcha por el agua

Se reunieron para aunar fuerzas, circular información, y finalmente, bajo la organización «Unidos por el Agua» decidieron marchar todos juntos el domingo 19 de enero, para pedir el URGENTE Saneamiento del Río Reconquista. 

Marcha por el agua

 

Así un centenar de vecinos por agua en sus embarcaciones y más de 300 vecinos por tierra reclamaron por la salud de nuestros ríos.

Los cantos y carteles, se impregnaron de contenido y cobraron vida.

Marcha por el agua

Reclaman el Saneamiento del Río Reconquista, el cual lleva décadas en un estado crítico. La pluma de contaminación que de él se desprende, desemboca directamente en el Delta, contaminando los ríos con los cuales los isleños conviven a diario.

Te puede interesar: El Río Reconquista contaminado, afecta directamente al Delta y sus habitantes

Marcha por el agua

Luego de la movilización se leyó un comunicado.


Empezar este documento es difícil.

¿Qué más se puede decir que no haya sido dicho? ¿Cuántas veces más debemos repetir lo obvio, lo que está a la vista (y al olfato), lo que todos y todas sabemos y vivimos cotidianamente?

1996. 24 años desde que más de 80 representantes de los 18 municipios que integran la cuenca de este río y organizaciones no gubernamentales de la zona, se juntaron en la sede del Buenos Aires Rowling Club de Tigre para participar de la presentación del programa de recuperación del Reconquista, que estuvo a cargo de la Unidad de Saneamiento Río Reconquista (UNIREC).

El BID (Banco Interamericano de Desarrollo) y otros aportes menores del Japan Bank y la Provincia de Buenos Aires financiaron con casi u$s 400 millones el Proyecto de UNIREC. El BID no monitoreó el cumplimiento de los Objetivos de Saneamiento.

En 2001 El gobernador de la Provincia de Bs As, Ruckauf , dio por terminado este proyecto, alegando haber cumplido sus objetivos en un 90%.

La pésima obra hidráulica al desviar el Reconquista por la Pista nacional de Remo, Canal Aliviador, sin cumplir con ninguno de los puntos de la componente ambiental del Plan de Saneamiento, la contaminación no resuelta, terminó por expandirse al Río Luján, al Delta y al Río de la Plata.

Hoy en día, el Río de la Plata, el cual abastece a Capital Federal y gran parte del conurbano bonaerense, recibe 40% de su contaminación de parte del Río Reconquista. ¿Qué agua le estamos dando a nuestros niños? Pero por sobre todo, ¿Qué agua les estamos dejando?

2013, 2014, 2015, 2016; distintos nombres, mismo proyecto de saneamiento vacío, que no tocaba la cuestión de fondo: la contaminación industrial y cloacal, hoy agravada por agrotóxicos y lixiviados (líquidos de los rellenos sanitarios y basurales en general).

Si queremos mejorar la calidad del agua, no se puede permitir la presencia de 12 mil empresas a lo largo de toda la cuenca, (donde hay 18 municipios involucrados), contaminando indiscriminadamente nuestra agua vital con sus VENENOS industriales. Cadmio, arsénico, cromo, materia fecal en suspensión recorren nuestras aguas con un control de gestión ambiental muy deficiente y sin castigo para sus responsables. Esto es un crimen ambiental llevado a cabo desde hace décadas.

Los ciudadanos no nos quedamos de brazos cruzados, pero ¿qué se puede hacer cuando nuestra participación en el Consejo Consultivo del COMIREC (Comité de Cuenca del Río Reconquista) no es vinculante?

Nuestros aportes a lo largo de las décadas, en la práctica, no han sido tomados en cuenta en absoluto.

En 2016 una funcionaria de la OPDS (Organismo Provincial de Desarrollo Sostenible), dijo que se observaba una mejoría en la calidad del agua en el Canal aliviador, y Mara Anselmi (Directora ejecutiva del COMIREC hasta el 2018) apoyaba tal opinión argumentando la presencia de tortugas, anguilas y peces; como pruebas de vida en esas aguas.

Como isleños e isleñas, recorremos usualmente esas aguas para confirmar exactamente lo contrario. Nuestro olfato y nuestra vista no nos engañan. Y hay estudios ciéntificos que se han realizado por fuera de estas instituciones nombradas con anterioridad, que nos dan la razón, por si hiciera falta probar lo obvio.

Podemos citar a Martín Nunziata, gran luchador y ambientalista de nuestra isla, en uno de sus tantísimos escritos de reclamo: “Es cierto que hay tortugas en el Reconquista Chico. Habría que investigar sobre adaptaciones y/o mutaciones y eventualmente muertes. Las anguilas han desaparecido en esta zona como especie, además de otros peces como la vieja del agua, el patí, surubí, y otros. Y los peces que dicen que han visto, (si los vieron, ya que en el río, por el color del agua, no se ven los peces) son los que están muriendo. Los peces cuando el agua está en mejores condiciones por el ingreso del río de la Plata, entran en los Ríos Tigre, Reconquista Chico y Aliviador, quedando atrapados luego en la contaminación cuando el agua comienza a bajar. Ahí es cuando se los ve en superficie buscando oxígeno, produciéndose las muertes masivas que tantas veces hemos  denunciado.”

¿Cuántas más pruebas, denuncias y cartas abiertas se necesitan para comenzar a accionar? Todos y todas presenciamos las muertes masivas de peces, el agua color negro y la basura en suspensión por doquier. ¿Cuántos más crímenes ambientales debemos esperar? ¿Cuántos más, nuestra única casa que es La Tierra, creen que puede soportar?

No hay más tiempo. Nuestra cuenca ya colapsó. Lo que vamos a hacer, es cambiar de forma determinante el rumbo de las cosas.

Exigimos un plan de Saneamiento Integral para toda la cuenca del Reconquista:

-Que tome en consideración el Río de la Plata, el Río Luján y el Delta, ya que en ellos desemboca el Reconquista. Deberá hacerse un EIA (Estudio de Impacto Ambiental) en la desembocadura del Canal Aliviador (desviado en el año 2000) sobre estos ríos.

-El arroyo Morón debe ser incluido ya que es un gran afluente del Río Reconquista y lo contamina de manera indiscriminada.

-Que contenga una Red de monitoreo para todo el río Reconquista y un control REAL de efluentes industriales y cloacales.

-Los desechos cloacales de 4 millones de personas van a parar a nuestras aguas. ¡REDES CLOACALES Y PLANTAS DE TRATAMIENTO YA!

-Todas zonas, y en especial las más carenciadas (que son mayoría) requieren una correcta gestión de residuos sólidos urbanos, con separación de material reciclable, para evitar la basura sobrenadante.

-Necesitamos un correcto tratamiento de lixiviados y control de volcamientos de agrotóxicos.

-Obra de Mitigación: Construcción de un vertedero de excedentes hídricos en la conexión del Río Reconquista con la Pista Nacional de Remo, Canal Aliviador, para evitar que la contaminación no resuelta llegue al Delta de forma permanente.
Y por sobre todo: EXIGIMOS UNA RESTAURACIÓN DE LOS AMBIENTES DEGRADADOS.

Desde la mirada institucional proponemos:

-Participación vinculante de las Organizaciones Sociales.

-Que el Directorio del Comité de Cuenca esté presidido por un Cuerpo Colegiado de personas y organizaciones idóneas y reconocidas y que residan a lo largo de la
Cuenca y zonas de influencia.

-Que los Organismos del estado provincial estén subordinados a las directrices del Comité de Cuenca y estén obligados a poner toda su disponibilidad al servicio del mismo.

-El Directorio tendrá la potestad de contratar a las Universidades, Empresas, Prestadores de Servicios y personas que considere oportuno.

-Ante el incumplimiento de sus funciones, los directores serán revocados en su mandato por las organizaciones controladoras de gestión.

-Las organizaciones sociales y los particulares idóneos, harán el Control de Gestión.

-El Comité de Cuenca será Autónomo y Autárquico (esto quiere decir que el Directorio toma las decisiones independientemente de los tiempos políticos y de los Organismos  Provinciales, Municipales y Nacionales. Y Autárquico, porque dispondrá de un presupuesto asignado de forma permanente)

-Considerar en el presupuesto la participación de los asistentes a las reuniones de Gestión.

Para concluir esta carta, queremos que se piensen en la isla, con una vegetación
hermosa, variada y llena de vida, que día a día va perdiendo sus fuerzas por estas
aguas negras que envenenan todo a su alrededor, incluyendo a las personas.

Imagínense teniendo que beber, bañarse y lavar sus utensilios con esas aguas.
Teniendo que frenar a sus hijos e hijas antes de sumergirse en esa agua que alguna vez fue segura y que todos y todas podíamos disfrutar.

Ese es nuestro día a día.

Ya no solo estamos pensando en nosotros y nosotras como afectados en esta situación. Estamos pensando en nuestros hijos, hijas, nietos y nietas. ¿Qué futuro les estamos dejando? ¿Qué posibilidad de goce, alegría y por sobre todo SUBSISTENCIA les queda por venir?

Esta es nuestra posibilidad de cambiar el paradigma, de repensarnos. Aunque seamos seres finitos, nuestro hoy condiciona SU mañana. Hoy podemos hacer de esta agua sin esperanzas, una llena de vida.

Unidos x el agua
Unidosxelaguatigre@gmail.com


 

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image