Las autoridades esperan la confirmación efectiva del diagnóstico positivo de coronavirus para el joven de 21 años que infringió el aislamiento, por lo que recibiría graves imputaciones judiciales.

Buquebus

El joven de 22 años que viajó en Buquebus desde Colonia quedó sumariado y judicializado, y se evalúan los resultados médicos para confirmar si tiene coronavirus y eventualmente imputarle un grave delito por el que podría ser penado con hasta 15 años de prisión, informaron fuentes judiciales.

En tanto, dos mujeres que iban a bordo del mismo buque y que fueron trasladadas por prevención al Hospital Muñiz para ser sometidas a controles más exhaustivos quedaron detenidas por negarse a esos estudios y serán imputadas por desobedecer y resistirse a la autoridad, agregaron los voceros.

Los detenidos (el joven en el Instituto Agote y las mujeres ahora en el Hospital Churruca) están a disposición de la fiscalía a cargo de Alejandra Mangano, quien aguarda la confirmación oficial de los resultados de coronavirus y podría imputarlo por el más grave de los delitos previstos en el Código Penal contra la salud pública, que prevé hasta 15 años de prisión, aseguraron a Télam fuentes judiciales.

Se trata del previsto en el artículo 202 del Código Penal, que reprime con «reclusión o prisión de tres a quince años» al que «propagare una enfermedad peligrosa y contagiosa para las personas».

Además de ser imputado, el joven podría quedar sujeto a «medidas patrimoniales para garantizar bienes» ante posibles demandas civiles por parte de los centenares de pasajeros y empleados de Buquebús obligados ahora a cumplir cuarentena.

Por su parte, las dos mujeres serán imputadas por violación al artículo 239 del Código Penal, que reprime «con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal», según adelantaron fuentes judiciales.

El caso se registró ayer, cuando efectivos de Prefectura Naval y personal de la Dirección Nacional de Migraciones detectaron a un pasajero con síntomas de coronavirus a bordo de un buque de la empresa Buquebús que llegaba al puerto metropolitano proveniente de Colonia, Uruguay, con 423 personas, 404 pasajeros y 19 tripulantes.

El buque San Patricio había partido a las 18.30 de ayer desde Colonia y arribó a las 19.30 al puerto metropolitano.

Los efectivos establecieron que el joven argentino regresaba de Colonia, donde había sido diagnosticado por coronavirus y había evadido los controles sanitarios de ese país.

Ante esta situación, la autoridad sanitaria prohibió inmediatamente el desembarco de todas personas que se encontraban en el buque y, simultáneamente, confirmó que el pasajero sintomático, efectivamente estaba infectado por el virus, aunque fue derivado a un centro asistencial para controles más exhaustivos.

Al ser puesta en conocimiento del hecho, la Justicia dispuso el traslado y la custodia de todos los pasajeros y tripulantes del barco, que fueron alojados en hoteles de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para permanecer aislados 14 días.

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image