¿De qué forma se aplicaran las nuevas medidas restrictivas del Transporte Público basado en la Tarjeta SUBE que no funciona en las Lanchas Colectivas?

Lancha colectiva

El Presidente anunciará mañana los detalles la nueva etapa de la cuarentena, aunque varios funcionarios ya adelantaron algunas claves.

El reempadronamiento de los trabajadores exceptuados del aislamiento obligatorio y las restricciones al uso del transporte público, que podría incluir el cierre de estaciones de trenes, se proyectan como los ejes de las medidas que se adoptarán en la próxima etapa de la cuarentena y que mañana anunciará el presidente Alberto Fernández, según coincidieron hoy funcionarios de distintas áreas.

Estas medidas fueron analizadas durante la semana en distintas reuniones realizadas para coordinar el manejo de la crisis sanitaria, en las que hubo coincidencias entre los gobiernos porteño y bonaerense.

Una de ellas fue la del miércoles, en Olivos, entre el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, con la participación del presidente Alberto Fernández, y la otra ayer, del jefe de Gabinete Santiago Cafiero con el ministro de Transporte, Mario Meoni y funcionarios de Nación, Ciudad y Provincia.

Los gobiernos coincidieron en la necesidad de mantener el aislamiento en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde el control del uso del transporte público es considerado como una medida fundamental para evitar una escalada en la propagación del virus.

Incluso hoy, el ministro Meoni ratificó en declaraciones radiales y televisivas que los trabajadores exceptuados del aislamiento social obligatorio deberán volver a tramitar el permiso para circular, con la intención de llevar el movimiento de gente a lo estrictamente necesario.

«Va a ser necesario el reempadronamiento de los trabajadores exceptuados y que la gente solo salga cuando es necesario», remarcó el funcionario y advirtió que «hay personas que no cumplen con la responsabilidad de quedarse en cuarentena».

«Estamos trabajando para unificar criterios y tener una habilitación única. Hoy existen controles y todas las personas muestran certificados, pero las fuerzas de seguridad no tienen posibilidad de determinar si esos certificados tienen validez o no», dijo.

Agregó en este sentido que «un nuevo certificado podrá establecer un mejor sistema de control y un seguimiento más cercano de cómo es la circulación de las personas en el transporte».

Lanchas Colectivas

Lancha Colectiva

Actualmente el servicio de Lanchas Colectivas se encuentra restringido al máximo desde el 21 de marzo por el protocolo «Plan de Emergencia en el Transporte Fluvial – COVID-19», establecido por la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, que indicaba en algunos de sus puntos:

  • Antes de tomar servicio, se deberá controlar la temperatura de los conductores, y si presentan fiebre o algún síntoma de la enfermedad, no tomarán el servicio y serán reemplazados.
  • Los pasajeros deberán respetar un límite de acercamiento al personal de conducción no inferior a un metro y medio.

El objetivo era desalentar los viajes al continente por parte de los isleños.

El 3 de abril, Prefectura Naval Argentina emitió un comunicado con los siguientes restricciones:

  • Se recuerda que en el marco de la Emergencia Sanitaria, no debería embarcar más de una persona por familia isleña en las embarcaciones de pasajes. Situación contraria que podría encuadrarse como infracción al cumplimiento del AISLAMIENTO SOCIAL, PREVENTIVO Y OBLIGATORIO”.
  • Cabe aclarar que para evitar transgresiones al mencionado DNU, las empresas de transportes de pasajeros limitan las ventas de pasajes únicamente a los Isleños/ lugareños.

Finalmente el 23 de abril se establece una Resolución de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia de Buenos Aires estableciendo:

  • ARTICULO 1° Establecer que las empresas de transporte fluvial de pasajeros de jurisdicción provincial, que operen en el Delta de la Provincia de Buenos Aires, deberán restringir la capacidad de transporte establecida para cada embarcación por la Prefectura Naval Argentina, de modo de no superar el sesenta por ciento (60%) de ocupación de los asientos destinados a pasajeros, debiendo observarse dicha limitación al momento del inicio, en el trayecto y finalización de cada viaje, mientras dure el “aislamiento social, preventivo y obligatorio” establecido por el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 297/20, sucesivamente prorrogado por el Decreto N° 325/20 hasta el 12 de abril de 2020 y por el Decreto Nº 355/20 hasta el 26 de abril de 2020.
  • ARTICULO 2°. Determinar que las empresas prestatarias de servicios de transporte fluvial de pasajeros de jurisdicción provincial deberán disponer la distribución de los pasajeros a bordo de cada embarcación, en forma espaciada, manteniendo siempre el distanciamiento social.

lancha aislamiento

Habiendo transcurrido más de 60 días de aislamiento y luego de las sucesivas flexibilizaciones de las actividades laborales, los isleños somos testigos que NINGUNA de estas normas se cumplen.

Dado que los horarios de los recorridos son escasos, la cantidad de personas que viajan por lancha supera ampliamente el 60% de la capacidad de la embarcación y la distancia social es imposible de cumplir.

La situación se agrava cada día, debido a que PNA permite navegar a sólo 2 personas por embarcación particular de forma arbitraria, sin siquiera considerar la eslora de la misma.

Por otra parte, la tarjeta SUBE no estuvo, ni está en funcionamiento en las Lanchas Colectivas, así como tampoco están funcionando las terminales de la Estación Fluvial para su recarga.

A diferencia que en el continente, los isleños no cuentan con otro medio de transporte, salvo embarcación propia y donde en la actualidad sólo pueden viajar 2 personas (incluyendo a la persona que timonea la embarcación).

Las actividades laborales se han flexibilizado, pero el Transporte Fluvial sigue con horarios extremadamente restringuidos, por lo cual el riesgo de contagios se agrava día a día.

lancha aislamiento

Es de público conocimiento la crisis profunda en el que se encuentra el Transporte Fluvial de Pasajeros hace muchos años. Ésta, es la moneda de ajuste de las Empresas Monopólicas para presionar a los gobiernos de turno. Dejan de pagarle los sueldos a sus empleados al esgrimir que su negocio no es rentable. De ésta forma provocan la reacción del Gremio de Patrones y Marineros (SOMU) quien se ve obligado a realizar Paro de actividades aislando más a la comunidad.

Cabe aclarar que en éste momento el SOMU y las Empresas de Transporte, se encuentran en un cuarto intermedio, reglamentado por el Ministerio de Trabajo, hasta el 26 de mayo próximo, donde continuarán negociando, ya que adeudan los sueldos de abril.

Las Empresas, informan que no pueden abonar dichos haberes (a pesar de estar cobrando los ATP por parte del Gobierno) debido a la imposibilidad de llevar a cabo sus actividades (turísticas) y la merma de actividad en las líneas regulares, y se ofrecen a efectivizar los depósitos correspondientes, cuando se dejen sin prohibición las actividades turísticas.

Transporte cuarto intermedio

Podríamos inferir que el gremio no aceptará ésta propuesta, motivo por el cual la semana próxima se avecina un nuevo Paro de Transporte.

En éste marco, el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, debería solicitar a las Empresas la restitución de los horarios habituales. Según lo analizado, no resultaría extraño que las Empresas tomen la decisión de no acceder a esta apertura (aunque la salud de la población se encuentre en riesgo) y presionen nuevamente por el Subsidio al Combustible.

Éste circulo interminable entre Gobierno – Empresas y Gremio, al cual los isleños ya estamos «casi» habituados, tiene esta vez, una mayor gravedad debido a la Emergencia Sanitaria en la que se encuentra el país debido al Covid-19.

En la reunión de ayer del Jefe de Gabinete con ministros nacionales, bonaerenses y porteños, el principal punto de acuerdo fue la necesidad de reforzar los operativos de control, tanto físicos como tecnológicos, para el transporte público y privado, con especial rigurosidad en la circulación interjurisdiccional, según se informó oficialmente desde el Gobierno.

En tanto, Alejo Supply, subsecretario de Transporte bonaerense quien está a cargo del Transporte Fluvial, consideró que el cumplimiento de la cuarentena «es una cuestión de vida o muerte» y recalcó que «hace 15 días era la mitad de la gente circulando, hoy son ocho millones y medio y en ascenso. Queremos que esa cantidad baje».

«Por suerte la gente ha elegido el auto sobre el transporte público, pero seguimos teniendo gente circulando y cada vez más contagios. Queremos que los únicos que viajen de capital a provincia sean los trabajadores esenciales. Siempre el uso del auto va a ser mejor que el transporte público en este contexto», añadió.

Esperamos que las fuertes medidas de cuidado a la población, incluyan también a los pobladores isleños, los cuales hoy, viajan hacinados, incumpliendo las medidas de seguridad sanitarias expresadas en los Protocolos de Seguridad impuestos por la Provincia de Buenos Aires, arriesgando a la población isleña un contagio que hasta ahora puedo evitar.

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí