La cancillería señaló que, además del embajador Matthew Tueller, también fueron sancionados el «número dos» de la embajada estadounidense en Bagdad y el cónsul general de ese mismo país en Erbil por «participar en organizar, dar apoyo financiero y cometer actos terroristas».

El Gobierno iraní anunció sanciones contra el embajador de Estados Unidos en Irak por «actos de terrorismo» y la muerte del jefe de una de sus fuerzas de élite, Qasem Soleimani, en un ataque aéreo en la capital del país, Bagdad, en enero pasado.

La cancillería iraní señaló en un comunicado en su página web que, además del embajador Matthew Tueller, también fueron sancionados el ‘número dos’ de la embajada estadounidense en Bagdad, Steve Fagin, y el cónsul general de ese mismo país en Erbil, Rob Waller.

Las sanciones se impusieron en el marco de la llamada Ley contra Violaciones de los Derechos Humanos y Actos Terroristas de Estados Unidos en la Región, que fue aprobada en 2017 por el Parlamento iraní, según el texto.

El comunicado, además, destacó que existen «pruebas concluyentes» de que «estas personas participaron en organizar, dar apoyo financiero y cometer actos terroristas contra intereses del Gobierno o ciudadanos iraníes».

El Gobierno iraní vinculó a los sancionados con el apoyo a «grupos extremistas y terroristas como el grupo islamista radical Estado Islámico y el Frente al Nusra», antigua filial de Al Qaeda en Siria, según reprodujo la agencia de noticias Europa Press.

Además de vincular a los sanciones con el asesinato del teniente general Qasem Soleimani, también los acusó de tener un rol en la imposición nuevamente de sanciones económicas como producto de la decisión del Gobierno de Donald Trump de abandonar el acuerdo multilateral nuclear con Irán.

La decisión de Irán fue anunciada un día después de que el Departamento de Estado norteamericano informara sobre nuevas sanciones contra el embajador iraní en Irak, Iraj Masyedi, a quien describió como «un alto cargo de la Fuerza Quds en Irak», la misma fuerza de seguridad de élite que comandó Soleimani.

Washington también sancionó a cinco entidades iraníes por sus «descarados intentos» de interferir en las elecciones estadounidenses del 3 de noviembre.

Según Washington, Masyedi «ayudó a dirigir varias actividades de la Fuerza Quds en Irak desde hace muchos años, incluido el entrenamiento y apoyo a milicias iraquíes y la facilitación de transacciones financieras a gran escala».

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, manifestó que Masyedi «se aprovechó de su estatus diplomático para facilitar transferencias financieras en Irak para la Fuerza Quds, ocultando los intereses del grupo en los fondos».

También dijo que Masyedi «ha reconocido públicamente el papel de la Fuerza Quds en el entrenamiento de milicias en Irak y Siria».

En septiembre pasado surgieron informaciones sobre una advertencia de Estados Unidos a Bagdad sobre el posible cierre de su Embajada en Bagdad y la retirada de tropas si no se pone fin a los ataques por parte de milicias chiitas pro iraníes contra objetivos internacionales.

Las tensiones entre Washington y Teherán aumentaron desde que Washington se retiró en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero después de que el Ejército estadounidense mató en un bombardeo a Soleimani.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí