La divisa estadounidense avanzó 13 centavos. El Central vendió reservas y llevó la tasa de las Leliq por encima del 78%.

 

El Banco Central tuvo que apelar este jueves a todo su poder de fuego para controlar una nueva disparada del dólar luego de que el gobierno de Mauricio Macri anunciara el «reperfilamiento» de los vencimientos de deuda.

El dólar subió 13 centavos y cerró a 60,30 pesos.

Para contener la nueva disparada la autoridad monetaria, conducida por Guido Sandleris, vendió otros 223 millones de dólares de reservas en cuatro licitaciones, intervino en el mercado de futuros y convalidó una nueva suba de la tasa de referencia que quedó por encima del 78%.

La divisa estadounidense llegó a negociarse por encima de los 62 pesos.

La autoridad monetaria aportó recursos para dar liquidez al mercado en un escenario impactado por novedades no previstas que obligan a replantear todas las proyecciones sobre la evolución del tipo de cambio en el corto plazo, con pronóstico reservado por el momento”, afirmó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio.

 

Pluma de Río
Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image