¿Qué pasa en la zona de Frente de Avance de Islas del Delta de Tigre?

 

Clausura Direccion Plan de Manejo del DeltaLa zona de frente de avance del Delta es el área más frágil del humedal porque es la zona en formación y crecimiento de las islas. Son pajonales, juncales y montes en formación. Esta zona es reconocida por el Plan de Manejo Integral del Delta como zona de protección ambiental, parte del patrimonio natural y cultural de las islas y sus habitantes.

El Plan de Manejo establece que el sector 5B debe ser considerado “reserva”:

Eje de los Ríos Honda y Urión, canal de Vinculación y arroyo Gutiérrez, desde el eje del Río Paraná de las Palmas hasta el eje del Río Luján; por éste hasta su intersección con el Río de La Plata y por éste hasta el eje del Paraná de las Palmas.

Características: Frente aluvional de constitución reciente, menor antropización y mayor preservación del sistema ambiental original. Es el área que demanda protección más rigurosa.

“En la Zona de Protección (Aluvional reciente contigua al Río de la Plata) las pautas poseen niveles aún más altos de rigurosidad [que en otras zonas del Delta de Tigre]. No se permitirán las subdivisiones ni las construcciones para residencia” (Ordenanza Municipal 3343-13).

Esta zona desde el año 2008 viene siendo avasallada por el avance de emprendimientos inmobiliarios, que realizan dragados, canalizaciones, desmontes y rellenos que destruyen el ecosistema. Estas modificaciones degradan el hábitat de la flora y la fauna, interrumpen el flujo hídrico y la formación natural de las islas y alteran las formas de vida y producción sustentables de sus pobladores.

El caso conocido por toda la comunidad ha sido el de “Colony Park” que también generó daños a los pobladores históricos. La resistencia comunitaria y de organizaciones locales a este emprendimiento fue emblemática en la generación de la política de protección ambiental que normativiza el Plan de Manejo.

Desde el 2017 otro tipo de avance inmobiliario ilegal de loteo y construcción de residencias particulares está destruyendo esta zona frágil mediante la misma modalidad de transformación del ecosistema: loteos mínimos, canalización y antropización del pajonal.

Esta manera de intervenir el ecosistema no es acorde a los 5 puntos principales del Plan de Manejo, estos son:

  • Insularidad
  • Transparencia hidráulica
  • Inundabilidad
  • Biodiversidad
  • Sustentabilidad del humedal

Estos han sido definidos de acuerdo a la protección del humedal y el modo de vida isleño que históricamente ha desarrollado la comunidad local. Las familias isleñas que han habitado esta zona en convivencia con los ritmos del humedal, sin interrumpir sus ciclos vitales, y con prácticas productivas sustentables como la recolección de junco y la pesca artesanal.

Para detener esta privatización del bien común y revertir los daños ambientales ocasionados, la Dirección del Plan de Manejo está desarrollando un operativo de investigación, inspección y clausura. Hasta el momento se realizaron 30 clausuras a obras clandestinas en Río San Antonio y Arroyo Anguilas.

Clausura Direccion Plan de Manejo del Delta

La medida se determinó de acuerdo con la ordenanza 1101/90 en la aplicación del código contravencional municipal. La clausura se efectuó a instancias de la Secretaría de Gobierno, la Dirección General de Plan de Manejo del Delta, Inspección de Obras Particulares; en conjunto con el Centro de Operaciones Tigre (COT) y Policía de Islas de la sección de Arroyo Capitán.

Desde el CAPI (Consejo Asesor Permanente Isleño) apoyamos esta medida que protege el humedal como bien común natural y reconocemos el derecho a la tierra de los habitantes históricos que mantienen una relación sustentable y no de especulación económica.

Denunciamos la responsabilidad de quienes hacen negocios inmobiliarios, privatizan un área que es patrimonio natural y cultural isleño.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí