La reactivación de la terminal de contenedores del Puerto La Plata es inminente pero las obras para construir la defensa costera todavía no están terminadas. Ese muro es el que impide que la erosión termine derrumbando casas históricas y tierras productivas. Vecinos sospechan que intentan desvalorizar los terrenos para construir un barrio privado

 

La pronta reactivación de la terminal de contenedores del Puerto La Plata volvió a poner en alerta a los pobladores y productores de la mítica e histórica Isla Paulino, ubicada en Berisso, que vienen reclamando desde hace casi tres años la finalización de la defensa costera que impedirá que la erosión siga comiéndose porciones de costa, derrumbando casas, tierras productivas pero por sobre todas las cosas poniendo en peligro una zona que es patrimonio cultural y natural de la región.

 

Isla Paulino

Isla PaulinoIsla Paulino

El muro de contención sobre el canal de acceso al puerto lleva el nombre de “tablestacado”, y las obras para construirlo comenzaron en 2014, pero se detuvieron a principios de 2016 -ya con otro gobierno nacional, provincial y municipal-, por lo que todavía restan edificar 300 metros. Mientras este trabajo no se termine, la erosión costera sigue avanzando sobre ese sector.

“En 2016 el Municipio de Berisso gestionó ante el Ministerio de Agroindustria provincial un subsidio de $1.500.000, de los cuales $1.300.000 estarán destinados al tablestacado en Isla Paulino. Las obras se licitaron dos veces y nunca se ejecutaron, afirmaron las organizaciones e instituciones que nuclean habitantes y productores de la isla a través de un comunicado.

En abril del año pasado se aprobó una disposición municipal que establece que las embarcaciones que transiten por el canal de acceso al puerto tienen que hacerlo a una velocidad máxima de 6 nudos (11km/h), como forma de evitar un oleaje mayor. Sin embargo, si no se finaliza la obra de tablestacado, esa medida tampoco dará resultado. Actualmente se desmoronan de 0,60 a 1 metro por año haciendo peligrar casas históricas de la isla.

Patrimonio en peligro 

La Ley provincial 12.756/01 declara Paisaje Protegido de Interés Provincial para el desarrollo ecoturístico al Monte Ribereño de la Isla Paulino y a la Isla Santiago (Berisso y Ensenada respectivamente).

Según explicó a Pulso Noticias Daniela Mondelo, productora de la isla berissense que además se dedica a la recuperación de su patrimonio material e inmaterial, el lugar posee entre otras cualidades un patrimonio arquitectónico de gran valor, “de la clase obrera del siglo XIX: más del 80% de las casas son centenarias, de chapa y madera, que hoy siguen siendo habitadas”.

“Tiene además vías con las que se trabajó el último tramo de construcción del canal (en la década de 1880), que se hizo a pico y pala. Hay sólo 30 de ese tipo, y una está acá. La isla tiene además patrimonio natural, es el humedal más austral del mundo”, remarcó en referencia a la gran bioediversidad con la que cuenta ese territorio, única en la región.

En la isla viven alrededor de 37 personas, pero sumando a los productores que trabajan allí, son más de 64. En sus fincas se produce el Vino de la Costa, además de variedades de dulces y otros productos que se venden en el Mercado de la Ribera. También cuenta durante los fines de semana con un importante movimiento turístico.

“Lo que pedimos es que toda la isla sea patrimoniable. Hay un proyecto presentado, y sólo falta la firma del Intendente Jorge Nedela”, afirmó Mondelo, y señaló que el hecho de que la iniciativa esté “cajoneada” no es inocente. “Necesitan que se siga derrumbando un poco más, y después comprar las fincas a un costo mucho más bajo y hacer un barrio privado”, explicó y agregó: “Los isleños y los isleros le ponemos un valor a ese territorio. La Intendencia y el puerto le ponen un precio. Valor y precio no son sinónimos”.

Mondelo mencionó como otro ejemplo del intento de desvalorizar la zona lo que sucedió hace casi tres años con el semáforo fluvial inglés del año 1905. “En agosto del 2017 le avisamos al Intendente que se iba a caer porque se le habían cortado los tensores. Nunca lo arreglaron. En octubre de ese año, se cayó. Pero esto no es inocente, hay muchos ejemplos de situaciones de este tipo”.

Ayer le presentaron una nota a Nedela pidiéndole, entre otros reclamos, la ejecución del Fondo de Emergencia destinado al tablestacado de la isla.

En particular, están preocupados por la situación de una casa histórica, que es la que más peligro de derrumbe tiene. “Necesitamos que el Municipio o el Puerto hagan algo con la casa que está a punto de derrumbarse, hasta que el tablestacado llegue hasta esa propiedad, que es la que más riesgo corre”, expresó Mondelo.

Author: Pluma de Río

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image