Al menos 14 personas, entre ellas seis niños, murieron este viernes en un bombardeo sobre la capital de Yemen, informaron socorristas presentes en Saná.

 

Seis de las vítcimas son niños. La televisión de los rebeldes chiitas hutíes que controlan la ciudad desde 2014 atribuyó el ataque a la coalición militar árabe. Horas antes, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos había anunciado que 42 civiles murieron en la última semana.

La televisión de los rebeldes chiitas hutíes que controlan la ciudad desde 2014 atribuyó el ataque a la coalición militar árabe que apoya a las fuerzas del presidente Abd Rabo Mansur Hadi.

El bombardeo, que se produjo sobre las tres de la madrugada (00H00 GMT), destruyó dos edificios en Faj Attan, un barrio residencial del sur de Saná, informaron un fotógrafo de la AFP y varios testigos.

Uno de los edificios colapsó inmediatamente después de ser impactado por un cohete, provocando la destrucción del segundo, contó un habitante de la zona, Mohamed Ahmed.

Socorristas yemeníes indicaron a la AFP que murieron 14 personas, entre ellas seis niños.

Horas antes, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos había anunciado que 42 civiles murieron en la última semana por los bombardeos llevados a cabo por la coalición árabe dirigida por Arabia Saudí en Yemen.

Ese balance no tenía en cuenta el bombardeo de este viernes.

“En la semana del 17 al 24 de agosto, murieron 58 civiles, 42 de ellos matados por la coalición bajo mando saudí”, precisó la portavoz del Alto Comisionado, Liz Throssell, en una rueda de prensa en Ginebra.

El balance de la ONU se basaba en una serie de bombardeos el miércoles, incluyendo un ataque contra un hotel de la gobernación de Saná en el que murieron 33 personas y otro bombardeo contra una casa, también en Saná, que dejó seis fallecidos.

El martes “una mujer y dos niños fueron abatidos y dos mujeres y dos niños resultaron heridos cuando un bombardeo de la coalición dirigida por Arabia Saudí alcanzó una casa de la aldea de Talan”, en la gobernación de Saná, según el comunicado de la agencia de Naciones Unidas.

“En todos esos casos, en los que civiles resultaron muertos o heridos, los testigos dijeron que no habían sido avisados de la inminencia de ningún ataque”, añadió.

La coalición dirigida por Riad comenzó sus ataques en Yemen en 2015, en apoyo del gobierno del presidente Hadi contra los rebeldes hutíes, aliados de las tropas del expresidente yemení Ali Abdalá Saleh.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here