No dio más detalles ni precisó dónde se hallaba el tumor y desde su entorno insistieron en que su internación se debió a un chequeo rutinario.

 

“Muy agradecido por toda su solidaridad, sus oraciones y bendiciones. En la revisión de rutina detectaron un pequeño tumor que ya fue intervenido satisfactoriamente en una cirugía de emergencia pero sin riesgo. Mañana (hoy) recibo el alta. Estoy muy bien, ¡100 puntos!”, escribió anoche en su cuenta de Twitter el presidente Evo Morales.

La noticia de la cirugía de emergencia que hizo conocer el presidente cayó por sorpresa, porque por la mañana el vicepresidente Álvaro García Linera había dicho que el jefe de Estado podría retomar sus actividades habituales el jueves por la tarde, o con más seguridad el viernes, pero que “hasta ahora los resultados (de la revisión de rutina) son muy buenos”, resaltó.

El martes el mandatario hizo un alto en sus actividades para ser internado. Alejado del estrés, de los viajes y las reuniones, se sometió a una revisión de salud con exámenes en profundidad, por lo que fue internado en la clínica de médicos cubanos El Buen Colaborador, ubicada en la avenida Alexander, en la residencial zona de Achumani, al sur de La Paz. “Es normal que se haga revisiones médicas; es más, nosotros le pedimos como gabinete que se haga porque es un hombre que se esfuerza mucho, trabaja mucho y queremos tener siempre un control sobre su salud y está bien”, explicó el vicepresidente Álvaro García Linera.

Aseguró que el presidente se hace estos exámenes una vez cada año, que consisten en una revisión exhaustiva de distintos órganos, y garantizó que no fue una internación de emergencia y que su planificación se realizó con mucha anticipación.

Este medio estuvo en el nosocomio la mañana de ayer. La clínica no tiene un letrero que la identifique. Muy lejos de la logística que rodea al primer mandatario, en ningún momento se observó un despliegue de seguridad militar que caracteriza a un sitio cuando Morales visita en medio de su agenda cotidiana.

También llamó la atención que cuando se pulsó el intercomunicador, alrededor de las 9:15, salió un hombre robusto vestido con un terno gris y camisa roja. Y a la pregunta del periodista de que si la clínica funcionaba en ese lugar y si ahí estaba internado el presidente Morales, el funcionario, con acento caribeño, respondió que sí era la clínica, pero fue categórico al señalar que el mandatario no se encontraba.

Tras una espera de al menos 20 minutos, EL DEBER pudo conversar en la puerta con la ministra de Comunicación, Gisela López. “El presidente está aquí internado. Pude hablar con él, se encuentra muy bien” y relató que en su visita trajo una tarjeta que le habían entregado los alumnos de una promoción de un colegio de Achumani que acababa de visitar.

García Linera y López coincidieron con Morales en que hoy será dado de alta. La ministra reveló también que la revisión anual es una actividad que el presidente cumple todos los años y que ha involucrado en eso a otros ministros. “Particularmente, yo también estuve en la clínica para hacerme estos análisis rigurosos”, aseveró.

De hecho, en los últimos años el presidente ordenó a sus ministros que se hagan chequeos médicos. De esa forma, los exministros Luis Arce Catacora y Reymi Ferreira descubrieron que tenían cáncer y recibieron tratamientos oportunos fuera del país.

Tres cirugías en dos años

En los dos últimos años Morales ha sido intervenido quirúrgicamente en tres oportunidades con esta última, porque en abril del año pasado viajó a Cuba, donde le practicaron una cirugía para extraerle un nódulo de la garganta. Y en junio de 2016 se sometió a una operación en la rodilla izquierda. En 2010 se había sometido a otra cirugía en esa misma rodilla.

En 2009 tuvo que ser atendido para una corrección del tabique nasal. La intervención fue realizada en La Paz por médicos cubanos y bolivianos y no tuvo mayor contratiempo. Hasta el cierre de esta edición, el Gobierno solo anunció un posible informe en las próximas horas sobre la nueva cirugía de Morales.

Mientras tanto, en el mismo tuit del presidente se pudo observar saludos al primer mandatario, pero también reacciones de ciudadanos que lo cuestionaron por qué se hace atender en una clínica privada, mientras que el sistema público de salud es tan precario.

Sobre el tema

Esfuerzo del presidente

Realiza a diario una intensa actividad con una agenda que habitualmente comienza con reuniones a las cinco de la mañana. En sus 12 años de Gobierno, pocas veces ha suspendido su agenda por motivos de salud.

Diagnóstico

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, explicó que hasta un lipoma (un cúmulo de grasa) puede ser considerado un tumor y que con tan pocos datos es difícil conocer el diagnóstico de Evo, más si ni siquiera se tienen datos de dónde se encuentra.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image