Tras no recibir respuesta por parte de la Empresa Edenor a los reiterados cortes en las islas del Delta, los isleños nos movilizamos el 30 de noviembre a las oficinas de Edenor de San Fernando

 

Hace años venimos padeciendo el deficiente servicio de energía eléctrico en las islas del Delta.

Como consecuencia de ello, desde el año pasado los vecinos de todo el Delta nos encontramos organizados en una extensa Red de Control Ciudadano (que funciona los 365 días al año y las 24 hs.) manteniendo al tanto de los cortes de luz tanto en la 1ª sección de islas, en la 2ª, como en la 3ª. Desde allí, se reporta todo tipo de hechos, como árboles caídos en el tendido eléctrico, situaciones de riesgo y se mantiene informada a la población de la duración de cada corte según el arroyo o río donde se encuentre cada uno. Al mismo tiempo, se mantenía un contacto directo con la Empresa, quien facilitaba la información para que los vecinos supieran a través de ésta Red, la situación especial de cada corte. Habían disminuido notablemente la duración de los mismos al tiempo que la población sabia fehacientemente si tendría o no energía eléctrica y podría así programar su vida. También se mantenían reuniones periódicas con gerentes de la Empresa, funcionarios y municipios para realizar un intercambio a cerca de los problemas de mayor envergadura y los obras que se encaraban a fin de solucionarlos.

Los isleños somos ELECTROINTENSIVOS. Dependemos de la electricidad, para el agua, para la calefacción, para la conservación de alimentos, para los hospitales y escuelas que funcionan en la isla, para trabajar, etc. Prácticamente éste servicio “condiciona Nuestras Vidas”.

Últimamente este trabajo de comunicación en cooperación con la Empresa fue descontinuado por decisión unilateral de la misma. Sin explicación de ningún tipo. A esta situación, se le suma que en el último tiempo hemos sufrido cortes a diario por horas y días, sin ninguna explicación y/o aviso.

Se cursaron diferentes acciones y solicitudes, pero no recibimos respuesta alguna. Por lo tanto, el 30 de noviembre decidimos movilizarnos pacíficamente para exigir nuestro derecho a las oficinas de Edenor.

Un centenar de vecinos exigieron ser escuchados.

edenor marcha de isleñosAllí nos recibió a los representantes de los vecinos (Yamile Attara y Favio Kotwica) y a los Funcionarios municipales de San Fernando y Tigre, el vocero de Edenor, Eduardo Mirabelli, quien nos informó que la causa de los cortes reiterados se debe a que “los vecinos no dejan pasar al personal de Edenor a sus terrenos para mantener las picadas y debido a que los Municipios no les dan tierras para extender el tendido eléctrico de las líneas”. También afirmó que “en la Isla no hay problemas ni de inversión ni de exceso de consumo.”

Estas respuestas que rozan lo “fantástico” no fueron aceptadas por los representantes de los vecinos, por falaces; por no ser la principal causa de la problemática, y porque no corresponde invertir la carga de la responsabilidad. La Empresa es la encargada de brindar el servicio digno, y no puede aceptarse que no lo haga y aduzca que los vecinos tienen la culpa de ello.

Te puede interesar “Duro Cruce entre Andy kusnetzoff y vocero de Edenor por cortes de luz”

Luego de ciertas discusiones al respecto, la gerencia zonal de Edenor tomó las riendas de la conversación y desde ese momento se pudo entablar un diálogo constructivo y de mayor coherencia.

edenor marcha de isleños

 

 

Finalmente se acordaron dos puntos esenciales:

Por un lado, el restablecimiento de la comunicación con la Red de control ciudadano a partir de 1 de diciembre, tal como estaba planteada desde hace un año. Volviendo a cooperar en conjunto la Empresa y la ciudadanía, para la solución más ágil y efectiva de cada corte.

Por el otro, se acordó una reunión formal el 18 de diciembre con los representantes de los Vecinos, los Municipios de Tigre y San Fernando y los gerentes de Edenor, para bajar a detalle los motivos de los cortes reiterados, y las soluciones a los mismos. También se nos informó que se formará una cuadrilla de crisis a fin de incrementar el personal que atiende en tan vasto territorio (actualmente hay 4 lanchas para 1.200 km2)

A pesar de no haber comenzado de la mejor manera, cuando existe voluntad de diálogo coherente, se llega a buen puerto. El próximo 18 de diciembre, se comenzará a ver el resultado de lo prometido.

Los vecinos esperan una vez más, que las “palabras” se cumplan y que se mantengan los compromisos asumidos. Los isleños, aún creemos que la palabra y la honestidad, valen más que un contrato. Esa es nuestra forma de Vida, y esperamos no ser desilusionados una vez más. Por nuestra parte, seguimos trabajando en pos de una mejor calidad de vida para toda nuestra comunidad isleña.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Enter Captcha Here : *

Reload Image