El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de ANSES tiene 60 mil millones de dólares, mientras que el Banco Central tiene U$S 53 mil millones en reservas. En el último año, tuvo una variación del 14% en dólares.

 

Uno de los argumentos macristas principales para defender el ajuste sobre jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH tiene que ver con la sustentabilidad. Para Cambiemos, el sistema actual fue quebrado por el kirchnerismo (ay, pesada herencia): en esa lógica ya no quedan más fondos para repartir entre más de 10 millones de personas, que hoy reciben diferentes asignaciones de ANSES. ¿Es así?

Según el último informe, del segundo semestre de 2017, la ANSES cuenta con un Fondo de Garantía de Sustentabilidad – su nombre explica su sentido – valuado en 60.161 millones de dólares. Su crecimiento interanual fue de 14,2% en dólares (!). En pesos, el fondo alcanzó un valor de $ 998.579 millones, con una variación del 27,6% interanual. Es decir, le ganó a la inflación en cualquier moneda. 

Para ver la dimensión del tamaño del FGS se lo puede comparar con las reservas del Banco Central, que hoy están en 53 mil millones de dólares. Según el Gobierno y los medios, es una cifra “récord”. Nada dicen sobre el peso que tiene el notable endeudamiento en ese número y menos aún, el rojo que el Banco Central registra por la timba financiera, vía LEBACS. Como sea, la ANSES cuenta con 8 mil millones de dólares más que la principal entidad financiera del país.  

Fondo de resguardo

El FGS fue creado en 2008, cuando se produjo la nacionalización de las AFJP. Vale recordar que el oficialismo actual jamás cuestionó por “insustentable” al sistema privado de reparto. En aquel año, el FGS tenía 22 mil millones de pesos. Diez años después tiene 45 veces más en moneda nacional.

La creación del fondo tiene que ver con un resguardo para los jubilados, pensionados y los beneficiarios de la AUH, en caso de que una situación de crisis no permita continuar con el pago de los haberes. Por eso, la fórmula elegida por el kirchnerismo (y aprobada por el Congreso) ató las actualizaciones de los haberes a la recaudación, para garantizar esa sustentabilidad integral del sistema. Más ingresos para el Estado, más beneficios. Además, incluyó un porcentaje referido a las paritarias, para lograr también la solidaridad intergeneracional entre trabajadores pasivos y activos. En definitiva, parte de los ingresos de ANSES tienen que ver con aportes los empleados en actividad. 

Desde la creación del FGS, ANSES incorporó 1,1 millón de nuevos jubilados (se pasó de 4,2 millones a 5,3 millones actual) logrando una cobertura previsional del casi 100%. Además, en 2009, se creó la asignación universal por hijo para más de 4 millones de personas, que también fue abarcado por la ANSES. En simultáneo, el FGS creció notablemente hasta la actual cifra récord.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image