Al menos 100.000 personas llenaron las calles de Hamburgo, la segunda ciudad más grande de Alemana, para protestar contra la cumbre del G20 y el capitalismo mundial.

La policía alemana reprimió a los manifestantes que salieron a las calles de Hamburgo para llevar a cabo la protesta anticapitalista “Bienvenidos al infierno” que congregó a 100.000 personas durante la reunión del G20, organizada para este 7 y 8 de julio en esa ciudad.

hambrugoLa policía  utilizó cañones de agua para dispersar a la multitud durante los disturbios de este jueves, la reacción violenta de la policía surgió a raíz de la negativa de algunos manifestantes de retirarse sus máscaras. Algunos oficiales antimotines recurrieron a métodos más violentos para someter a los manifestantes que demostraban la mínima resistencia.

En la segunda ciudad más grande de Alemania están varios líderes mundiales, incluido el presidente estadounidense Donald Trump, cuya seguridad garantizan al menos 20.000 efectivos de las fuerzas del orden.

Los oficiales están dotados de equipos antidisturbios, vehículos blindados, helicópteros y drones de vigilancia y desarrollan la mayor operación policial en la historia reciente de ese país europeo. Además, cuentan con la ayuda de fuerzas especiales de Países Bajos y Austria.

La cumbre será el marco del primer encuentro entre Trump y el presidente ruso Valdímir Putin, quienes discutirán durante la reunión temas como el cambio climático y el comercio.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image