Pedro Pablo Kuczynski se juega la presidencia el próximo jueves

 

El jueves 21, el presidente Pedro Pablo Kuczynski asistirá al Congreso para defenderse del pedido de vacancia por incapacidad moral permanente presentado ante el Pleno y admitido ayer con 93 votos a favor. La moción solo tiene dos artículos, pero que van a marcar de manera indeleble la vida política peruana.

El artículo 1:  señala “declárase la permanente incapacidad moral del Presidente de la República, ciudadano Pedro Pablo Kuczynski Godard, según lo establecido por el inciso 2 del artículo 113 de la Constitución Política del Perú”.

La aprobación de este artículo implicaría que, a futuro, Kuczynski estaría impedido de postular a cualquier cargo de elección popular.

Mientras que el artículo 2 de la moción plantea: declarar “la vacancia de la Presidencia de la República, debiendo aplicarse las normas de sucesión establecidas por el artículo 115 de la Constitución”.

Ese jueves cuando se vote la iniciativa –de acuerdo a lo que arrojan hoy los números– será el último día de Kuczynski como presidente del Perú. Solo llegó al año y medio.

Para la vacancia se necesitan 87 votos (mayoría calificada). Fuerza Popular (71), Frente Amplio (10), Apra (5) y Alianza Para el Progreso (9) han adelantado que apoyarán la iniciativa. En buena cuenta, todo hace suponer que el jueves la vacancia será aprobada sin ningún problema.

El mensaje a la Nación del jueves del presidente Kuczynski, para responder frente a la denuncia que lo involucra con el cobro de dinero a la empresa Odebrecht por concepto de asesorías (incluso cuando era funcionario), no bajó las tensiones.

Ayer en Pasos Perdidos, con excepción de la bancada del oficialismo, todos los demás grupos parlamentarios calificaron como insuficientes las explicaciones del mandatario.

El aprista Jorge del Castillo pedía públicamente al presidente que reflexione y al mismo tiempo consideraba que lo mejor para el país era que presente su renuncia.

Lo mismo exponía Gloria Montenegro (APP): si no ofrece las explicaciones, la vacancia cobra mayor fuerza.

En la misma línea, el vocero fujimorista Daniel Salaverry insistía en que el presidente había perdido la oportunidad de la renuncia.

La Junta de Portavoces se reunió a partir de las diez de la mañana. A las dos se convocó al Pleno para dar cuenta de la moción de orden del día número 4710.

El documento fue impulsado por el Frente Amplio y logró las firmas de respaldo de Fuerza Popular y el Apra. En cambio, mientras Alianza Para el Progreso deliberaba un eventual respaldo, el legislador Edwin Donayre se adelantó solo con su firma, generando malestar en varios miembros del grupo.

Trámite violento

La única bancada que defiende en estos momentos complicados a Kuczynski es la de su propio partido, Peruanos Por el Kambio (PPK).

Vicente Zeballos, el vocero de dicho grupo parlamentario, denunció una “sospechosa celeridad” en el trámite. Esto porque ayer, en dos plenos convocados con dos horas de diferencia, se dio cuenta de la moción 4710 y también se votó su admisión.

Esta figura es legal, desde luego, sin embargo el oficialismo dijo que le sorprende la rapidez con la que se han ido quemando los pasos rumbo a la vacancia presidencial.

Para el oficialismo, y dado que la información de los depósitos a favor de la empresa Westfield Capital (de propiedad de Kuczynski) y First Capital (vinculada al socio del presidente, Gerardo Sepúlveda) fue revelada por la comisión investigadora del caso Lava Jato, el primer mandatario debería tener la oportunidad de poder defenderse ante dicho grupo investigador, antes de apurarse cualquier vacancia.

Según Salvador Heresi, el Congreso, lejos de darle la oportunidad al presidente de exponer sus argumentos, “ha dado un salto con garrocha”.

Por su parte, Juan Sheput señaló que “se requiere un respeto al debido proceso y escuchar el descargo presidencial”.

Las frases de los representantes de PPK buscaban plantear alguna clase de resistencia frente a un partido que ya parece perdido con anticipación. La decisión política ya está tomada y Kuczynski (salvo un cambio dramático de la situación) vive sus últimos momentos como presidente constitucionalmente electo.

Su reemplazo en Palacio de Gobierno sería el primer vicepresidente, Martín Vizcarra, actual embajador en Canadá. Él renunció al Ministerio de Transportes y Comunicaciones en medio de la polémica por el contrato del aeropuerto de Chinchero, en Cusco.

Fuentes del gobierno explicaron a este diario que Vizcarra llegaría a Lima hacia la Navidad. Aunque si, como todo hacer suponer, Kuczynski es vacado la semana que viene, podría adelantar su llegada algunos días. En el Ejecutivo, la incertidumbre y los rumores de renuncias en el gabinete marcan la pauta en estos días.

Los argumentos 

El principal argumento esgrimido en la moción de vacancia tiene que ver con la carta del 12 de diciembre que envió el representante de la empresa Odebrecht, Mauricio Cruz Lopes, a la presidenta de la comisión Lava Jato, Rosa Bartra.

En el documento, Mauricio Cruz informó que en los años 2004, 2005, 2006 y 2007 la Concesionaria Trasvase Olmos depositó a la empresa de Kuczynski, Westfield Capital Limited, 64.637 dólares.

La compañía de Pedro Pablo Kuczynski también recibió de la Concesionaria IIRSA Norte Tramo 2 y 3 la suma de 717.570 dólares.

En buena cuenta, la empresa personal de Kuczynski recibió un total de 782.202 dólares de proyectos vinculados con la constructora Odebrecht, según Mauricio Cruz.

La moción hace un recuento de las reiteradas oportunidades en que el presidente Kuczynski negó cualquier vínculo laboral o comercial con la corrupta empresa brasileña.

Esta contradicción es asumida por las bancadas como una causal para la declaratoria de la vacancia presidencial.

Si bien el Frente Amplio plantea al mismo tiempo otras medidas como el cambio de la Constitución, tal como subrayó anoche Rogelio Tucto, su propuesta no ha tenido eco en Fuerza Popular y el Apra, sus eventuales aliados para esta moción de vacancia.

Memoria

El debate de ayer no estuvo exento de un ejercicio de memoria, con respecto a lo ocurrido en los años noventa.

Marisa Glave subrayó que Kuczynski llegó al gobierno con el respaldo de ciudadanos que buscaban evitar el retorno de la corrupción del fujimorismo de los años noventa.

La legisladora por Nuevo Perú recordó los vladivideos y la compra de congresistas del régimen de Montesinos y Fujimori. Por tal motivo, no obstante el apoyo que recibió Kuczynski, condenó que luego le haya mentido al país y no haya dado las explicaciones correspondientes.

Juan Sheput, parlamentario oficialista, hizo varias alusiones al régimen de Alberto Fujimori, al subrayar que el actual gobierno no tiene manchadas las manos con sangre, no sometió al Poder Judicial y al Ministerio Público, ni a los medios de comunicación.

Con todo, la suerte parece estar echada para Kuczynski. El Pleno admitió anoche a trámite la moción. El próximo jueves 21, el presidente tendrá 60 minutos para defenderse ante el Pleno. Luego viene el debate. Lo siguiente será la inmediata votación de la vacancia.

Claves

– Explicación. La moción admitida ayer señala que la incapacidad moral “es aplicable a aquellas conductas graves que, sin ser delitos ni infracciones de un juicio político, deterioren a tal magnitud la dignidad presidencial”.

– Prerrogativa. Y añade que la vacancia por incapacidad moral es “atribución del Congreso que se hace efectiva con el retiro de la confianza parlamentaria de la figura presidencial, por una causal de conducta reprochable”.

“Debe producirse un respeto del debido proceso (…) toda persona acusada tiene el derecho, antes que se tome una decisión sobre ella, de ser escuchada”.

Jorge Nieto (Ministro de Defensa)

“Se le ha condenado, no se le ha dado la oportunidad de explicar (…). Estamos trabajando con suspicacias alcanzadas por una empresa corrupta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image