El ex jefe de inteligencia de Santiago del Estero, condenado en cuatro oportunidades a perpetua, tres de ellas por delitos de lesa humanidad, había sido beneficiado por problemas de salud.

 

Organismos de Derechos Humanos lograron suspender este viernes el beneficio del arresto domiciliario para Antonio Musa Azar, el exjefe de inteligencia de Santiago del Estero, condenado en cuatro oportunidades a prisión perpetua por crímenes de lesa humanidad.

Así lo informó la agrupación HIJOS-Capital, que precisó que a partir de una presentación realizada por la querella, Musa Azar “por ahora queda internado en un hospital con custodia permanente”.

El beneficio había sido dictado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal integrado con la firma los jueces Domingo Batule y Abel Fleming, y la disidencia de Carlos Lascano.

Se trata del mismo tribunal que tiene a su cargo el juicio por la Megacausa III, que investiga los delitos de lesa humanidad que tuvieron lugar en esa provincia y de los que Musa Azar es principal protagonista.

De las cuatro condenas que se le dictaron, tres son por secuestros, torturas y tormentos cometidos durante la dictadura cívico militar, y la cuarta es por su responsabilidad en el recordado doble crimen de La Dársena, el asesinato de las jóvenes Leyla Nazar y Patricia Villalba registrado en 2003.

El ex jefe de Inteligencia además es juzgado por privaciones ilegítimas de la libertad y tormentos contra seis civiles que lo denunciaron en el marco de la Megacausa III (las dos primeras finalizaron).

Las acusaciones lo señalan como el responsable de los delitos cometidos en el centro clandestino de detención del Departamento de Informaciones Policiales (DIP), que Musa tenía a su cargo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here