Los ministros de comenzaron este domingo una reunión de dos días en Bolonia, en el norte de Italia. En las calles hubo protestas en contra de los Estados Unidos

 

Los ministros de Medioambiente del G7 comenzaron este domingo una reunión de dos días en Bolonia, en el norte de Italia, un encuentro marcado por la decisión de Estados Unidos de renunciar al Acuerdo de París de lucha contra el cambio climático.

La cuestión del clima rompió la unidad del G7 por primera vez en su historia a finales de mayo, durante la cumbre de sus dirigentes en la ciudad siciliana de Taormina.

Los ministros, reunidos en un hotel situado en la periferia de Bolonia, abordarán el Acuerdo de París en encuentros bilaterales y mesas redondas, e intentarán averiguar si Estados Unidos tiene “propuestas más concretas” sobre el clima tras su retirada del pacto, explicó a la AFP un portavoz de la ministra alemana de Medioambiente, Barbara Hendricks.

Después de que la canciller alemana Angela Merkel se opusiera a la administración del presidente Donald Trump en las últimas semanas, Hendricks tiene intención de mantener un encuentro en Bolonia con Scott Pruitt, el responsable de la Agencia de Protección Ambiental estadounidense (EPA, por sus siglas en inglés).

Pruitt fue uno de los más fervientes partidarios de salir del acuerdo climático de París, que considera “malo” para Estados Unidos.

Y, antes de ocupar ese cargo, luchó durante años a nivel local en Oklahoma, donde fue fiscal general del Estado, para frenar numerosas iniciativas medioambientales en beneficio de la industria petrolera.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image