Anunció que se apuntará a una reducción del gasto público, se volverá a impulsar el proyecto de voto electrónico y una reforma previsional que tenga en cuenta la “longevidad” de la población.

 

El presidente Mauricio Macri ratificó que se apuntará a una reducción del gasto público, anunció que volverá a impulsar el proyecto de voto electrónico, al tiempo que insistió en que antes de 2019 el Congreso deberá aprobar una reforma previsional que tenga en cuenta la “longevidad” de la población.

Macri afirmó que se debe “reducir el gasto público” porque “la Argentina no puede seguir endeudándose a esta velocidad eternamente”.

Por otra parte, calificó de “arcaico y espantoso” el actual sistema electoral y ratificó que el oficialismo volverá a insistir con el proyecto de voto electrónico.

Al mismo tiempo, confirmó que la Ley de Reparación Histórica obliga al Congreso a impulsar una reforma previsional antes de 2019, la que, según consideró, debe tomar en cuenta “la evolución de la medicina” y la “longevidad”.

También aseguró que su Gobierno seguirá tomando deuda externa mientras no logre un equilibrio fiscal para reducir la inflación, por lo que las emisiones seguirán al menos hasta el final de su mandato en 2019.

“Mientras la Argentina tenga déficit fiscal como tiene va a tener que seguir tomando deuda porque tenemos el compromiso central que es reducir la pobreza”, dijo el mandatario en conferencia de prensa, tras la victoria de Cambiemos en las elecciones legislativas en gran parte del país.

Entre enero y septiembre de este año, el Gobierno emitió Letras y Bonos de deuda en pesos, dólares y euros por el equivalente a más de 72.000 millones de dólares, según datos del ministerio de Finanzas.

En cuanto al capítulo económico, también justificó la suba de precios de los combustibles en la Argentina al día siguiente de las elecciones al sostener que el alza se da porque el valor del petróleo está en alza en el mercado global.

Las petroleras YPF (controlada por el Estado) y Shell concretaron en las primeras horas de este lunes un incremento promedio de entre 9,5% y 10% en todos sus productos, y se espera que en las próximas horas sigan sus pasos el resto de las petroleras: Axion y Petrobras.

La suba se conoció mientras el Gobierno festejaba en el predio de Costa Salguero la victoria de Cambiemos en gran parte del país, con un paso arrollador en la Capital Federal y una victoria en la provincia de Buenos Aires por sobre la expresidenta Cristina Kirchner.

“Nunca los engañé, este es un camino largo en el que nadie nos va a regalar nada, pero nos lleva a una sociedad más justa, en la que cada argentino tenga la posibilidad de tener un trabajo”, dijo Macri al justificar el incremento de precios inmplementado por las petroleras.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here