El sábado 18 se llevó a cabo una “manifestación sobre el agua” para protestar contra un tarifazo que limita la libre circulación de los habitantes del río.

 

Corte de RíoAumentos en el transporte público fluvial que oscilan entre el 50 y el 150% –dependiendo de la distancia y el recorrido– desataron la indignación de los vecinos que rápidamente comenzaron acciones en defensa de sus derechos a trasladarse. La más contundente de esas acciones fue el “corte de río” que ocurrió junto a la Estación Fluvial, desde donde parten las lanchas colectivas, con la intención de hacer visible su reclamo.

Corte de RíoLas viejas lanchas de pasajeros son el equivalente a los colectivos de línea de la ciudad. Los vecinos de las islas del delta utilizan las lanchas para trasladarse a sus trabajos, a estudiar y para tener el necesario contacto con los servicios que goza el habitante del continente y de los que carecen los habitantes de las islas. Los isleños deben llegar a la parte continental de Tigre para proveerse de agua potable, alimentos, y salud pública. La radical diferencia con respecto a la ciudad y al conurbano, es que para los habitantes del delta, la única posibilidad de salir y regresar a sus casas es navegar

Corte de RíoCecilia, quien vive en las islas hace 8 años y trabaja en una cooperativa de dulces, nos narra: “el tarifazo afecta a la vida del isleño en general. No nos podemos movilizar para ir a trabajar ni a comprar mercadería. O sea, para viajar una familia tipo tiene que estar gastando cerca de 500 pesos, un precio muy alto para los trabajadores y trabajadoras de las islas. Así que esperamos que esta iniciativa tenga resultado.”

Corte de Río

Las subas de tarifas en el transponte también afectan a los microemprendimientos familiares que se dedican al turismo. La clase media, golpeada ya por otros tarifazos, ¿podrá pasar un día en familia o en pareja si deben pagar solo de pasaje entre y 100 y 200$ por persona?

Estos aumentos alientan las sospechas de muchos isleños. Se trataría de otro intento de expulsión de gente de medianos y bajos recursos para que “malvendan” sus propiedades, permitiendo que los especuladores inmobiliarios puedan avanzar en sus negocios. Sin duda, las islas del Delta del Paraná son un territorio codiciado por su alto valor natural y geográfico: de fácil acceso desde Buenos Aires y próximo a barrios náuticos de lujo como Nordelta.

Corte de RíoAnte la situación, una procesión de botes y pequeñas lanchas isleñas, se arrimaron a la Estación Fluvial de Tigre y, con la convicción que mueve a quienes están seguros de la justicia de su reclamo, decidieron hacer una cadena de embarcaciones que impidió la navegación de las lanchas colectivas por dos horas en horario pico.

Corte de Río

En las semanas previas, los vecinos interpusieron un amparo judicial, buscando retrotraer las tarifas al 31 de mayo, el cual fue desestimado. Nancy, abogada isleña que presentó el recurso, nos comenta: “el amparo fue rechazado, porque el juez Diego Efrain Martínez consideró que no había un derecho vulnerado urgente, que pudiera subsanarse con el mismo, y no se habían agotado las vías administrativas.” En las islas se vincula a Diego Martínez con los negocios inmobiliarios cercanos al massismo, por eso favorecería a la empresa fluvial con esta medida.

Corte de Río

 

La protesta terminó cuando las embarcaciones amarraron en la estación fluvial. Allí, vecinos que esperaban en el muelle público se sumaron a los que pusieron el cuerpo. En asamblea general, todos juntos evaluaron los pasos a seguir para lograr el objetivo.

Corte de RíoCorte de RíoNo parece fácil que acepten aumentos semejantes, atenta contra su derecho a circular.

Los isleños reivindican que vivir en la isla no es condición para vivir aislado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here