En el día de ayer, se supo que el conductor de la lancha que embistió a la Familia Suetta, y se llevó la vida de Tamara, es el abogado penalista Manuel Beccar Varela, quien quedó imputado por homicidio culposo y lesiones culposas.

 

Tamara Suetta

El imputado había consumido alcohol: tenía 0,8 de alcohol en sangre cuando el máximo permitido es de 0,5. Las versiones del accidente giran en torno a la alta velocidad en la que se desplazaba la lancha conducida por Beccar Varela y el cambio de carril de la misma.

Manuel Beccar Varela
Manuel Beccar Varela

Este lunes se tendrá un informe preliminar sobre las causales del accidente y luego se indagará a Beccar Varela, quien no ha quedado detenido.

La causa estará a cargo a partir de hoy, del fiscal de Tigre Mariano Magaz. Las embarcaciones: “Bicuña”, del abogado, y “Correcamino”, de Nicolás Suetta, fueron secuestradas y están siendo peritadas. Se busca además, reconstruir lo sucedido a partir del testimonio de vecinos que se acercaron al sitio del accidente luego del impacto.

Como consecuencia de la coalición, falleció Tamara Suetta de 25 años de edad, y su padres se encuentran internado en el Hospital Pacheco. El Director del Hospital, Hugo Gass, manifestó a la prensa, que podrían ser dados de alta en el día de la fecha.

AccidenteVer Nota: Embarcación embiste a bote isleño en Carapachay 900

Angel Suetta, posee “una fractura de la columna cervical, de la cervical 2, sin desplazamiento y sin lesiones agregadas. Tiene escoriaciones en la cara y en el miembro inferior. Está en estado estable. Cuando hay politraumatizados de este tipo hay que esperar todas las evaluaciones, 72 horas, hasta ver que el paciente esté realmente bien. Estuvimos conversando con él recién, está absolutamente lúcido. Es lo que se llama traumatismo craneoencefálico sin pérdida de conciencia”, explicó.

En cuanto a la mamá de Tamara, el médico informó que “está en una habitación del hospital, con una lesión en la clavícula derecha, y sin otra sintomatología”. Y agregó: “La señora está viendo la gente de salud mental, todavía no tiene clara la situación de su hija. Por una cuestión de contención, vamos a ocuparnos de la señora. El padre aparentemente sí tiene claro que la hija falleció en el accidente, la mujer está en estado de shock. Salud mental lo que hace es conversar”, continuó el médico. “Ninguno de los dos tenía pérdida de conciencia. Si todo está bien estarían en condiciones de alta”, concluyó.

Los habitantes del Delta, somos testigos cada fin de semana de las falta de precaución con la que conducen cientos de embarcaciones.

En tanto que a los isleños Prefectura Naval nos detiene y nos solicita para navegar elementos tales como las “bengalas”; las altas velocidades; la falta de luces y las imprudencias de quienes navegan los fines de semana, no son multadas.

Así, vemos como al pasar por las embarcaciones donde suele estar Prefectura Naval, las lanchas disminuyen la velocidad, y a pocos metros vuelven a acelerar impunemente.

Las motos de agua a toda velocidad por arroyos donde no están permitidas; los yates de gran tamaño (muchos de ellos con conductores claramente alcoholizados); los remeros sin luces; etc. no son detenidos ni multados por Prefectura Naval.

Podemos agregar también, que en horas de la noche la presencia de controles en el río por parte de las Fuerzas, es NULA, aumentando el riesgo de accidentes como en éste caso.

El aumento de embarcaciones los fines de semana, hace imperiosa no sólo la toma de conciencia por parte de la sociedad, sino de las autoridades, las cuales deben encarar campañas de concientización permanentes en el río. Hasta ahora, las mismas siempre se han llevado a cabo por la comunidad isleña. Es hora de establecer la “seguridad en el río” como prioridad y como un tema sobre el cual los municipios de Tigre, San Fernando y Prefectura Naval, deben abordar políticas claras y urgentes.

No podemos ni debemos lamentar mas vidas.

Para los isleños; el río es nuestro hogar; es nuestro entorno necesario y no estamos dispuestos a que nos sigan “pasando por encima”; y luego sigan el juicio impunemente desde la comodidad de su departamento.

Esperemos que en éste caso se haga “Justicia”…

Una familia mas destruida, una vida arrebatada, una comunidad que llora sobre el río.

 

 

3 COMENTARIOS

  1. Los Isleños, con más o menos estudios, somos personas que conocemos y respetamos las reglas de tránsito en nuestras aguas. Lamentablemente “los turistas” que transitan con embarcaciones veloces y peligrosas, que no saben en muchos casos conducir y controlar, son los que provocan accidentes, muchas veces letales. Por qué el conductor de la lancha no está preso? Porque tiene un título? porque es abogado? Porque es de familia “reconocida”? Si fuera un isleño estaría en libertad? Este sr estaba alcoholizado!!!! Eso no es motivo para mantenerlo demorado? Con respecto a las Motos de agua, opino que deberían estar prohibidas, tanto en el Delta como en la costa atlántica, en zonas balnearias. No son un medio de transporte y sí sirven de guillotina para nadadores y remeros.

  2. Totalmente de acuerdo, hoy cualquier persona , tiene motos de agua , embarcaciones veloces y modernas , pero lo que no tienen es sentido común y respeto x los demás navegantes, sobre todo ante la presencia de embarcaciones menores y este problema es en los ríos y lagos del todo el pais . Deberíamos ser mejores personas , pero por lo contrario somos cada día más bestias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ingresa Captcha aquí : *

Reload Image