La resolución firmada por la ministra de Seguridad afirma que “no existen impedimentos para el ascenso al grado inmediato superior”. Santiago Maldonado desapareció el 1° de agosto, luego de una brutal represión de Gendarmería.

 

Ascenso de EchazúEn una nueva muestra del desprecio que existe por parte de las autoridades nacionales hacia los reclamos contra la represión, este miércoles fue ascendido Emmanuel Echazú. El gendarme es el único imputado en el caso Santiago Maldonado.

Se trata del efectivo que resultó herido en el pómulo dentro de la Pu Lof en Resistencia Cushamen el 1 de agosto cuando participó del operativo represivo hasta la orilla del río Chubut, donde murió el joven. En una primera instancia, Echazú dijo que recibió un golpe en la tranquera. Luego, los testimonios de otros efectivos y una imagen de él regresando del río con el pómulo fracturado y una escopeta hicieron cambiar su versión.

La decisión corrió a cuenta de Patricia Bullrich, la ministra de Seguridad de la Nación. Es la misma funcionaria que, desde el día de la desaparición de Santiago Maldonado, salió a defender a Gendarmería. Lo hizo justificando su accionar represivo.

La resolución 1473/2017 fue publicada en el Boletín Oficial en el día de hoy. Allí figura el nombre de Echazú junto al de otras decenas de efectivos de esa fuerza.

Insólitamente, en la resolución se afirma que “Personal Superior mantenía su promoción supeditada a causas o situaciones que al presente se encuentran superadas y, habiéndose evaluado los resultados obtenidos por la Junta de Calificación respectiva, no existen impedimentos para el ascenso al grado inmediato superior del mismo, a la fecha que para cada caso se especifica”.

También se afirma que “han tomado la intervención que les compete la Dirección de Asuntos Jurídicos de la GENDARMERÍA NACIONAL y la Dirección General de Asuntos Jurídicos del MINISTERIO DE SEGURIDAD”.

Sin embargo, Echazú está imputado judicialmente. Incluso desde su misma vara que no pone en cuestión el brutal accionar represivo, el gendarme no podría ser ascendido.

La decisión muestra la impunidad con la que actúa la ministra de Seguridad. Se trata de la misma funcionaria que, en noviembre pasado, mintió sobre el asesinato del joven Rafael Nahuel. Bullrich lo hizo afirmando que los prefectos que dispararon contra la comunidad mapuche habían repelido un ataque con armas de fuego. Las pericias judiciales demostraron que eso era falso y que el joven de 21 años había muerto por balas de la Prefectura.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image