Lo consideró en la provincia de Córdoba el vicepresidente segundo del Banco Central de la República Argentina, Demian Reidel.

 

El vicepresidente segundo del Banco Central, Demian Reidel, consideró este lunes que la meta de inflación no es “imposible” sino “difícil” de cumplir, mientras sostuvo que la autoridad monetaria va a intervenir en el mercado si percibe “una dinámica rara o disruptiva”.

“Tenemos una política flexible. Hemos intervenido la semana pasada, no para determinar un tipo de cambio”, evaluó.

Las declaraciones fueron formuladas luego de que el viernes pasado el organismo que conduce Federico Sturzenegger vendiera USD 305 millones ante el salto del dólar, que en esa oportunidad superó los $18 por primera vez.

El funcionario resaltó que el Banco Central no va a “intervenir para determinar un tipo de cambio de equilibrio”, aunque aclaró: “Si vemos algo que no nos gusta, una dinámica rara o disruptiva, vamos a intervenir”.

Según su consideración, el tipo de cambio “es un termómetro que sube o baja de acuerdo con las condiciones de crédito”.

Al participar de un encuentro llevado a cabo en Córdoba por la la Fundación Mediterránea, Reidel también se refirió a la inflación y destacó que “bajó 15 puntos” entre diciembre de 2016 y junio último.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Enter Captcha Here : *

Reload Image